<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\0757560847\46blogName\75Peor+es+Nada\46publishMode\75PUBLISH_MODE_BLOGSPOT\46navbarType\75BLACK\46layoutType\75CLASSIC\46searchRoot\75http://peoresnada.blogspot.com/search\46blogLocale\75es_VE\46v\0752\46homepageUrl\75http://peoresnada.blogspot.com/\46vt\75-7149271812271848686', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

martes, junio 20, 2006

Aprendiendo… aún…

Últimamente las ocasiones especiales se están dando con cierta frecuencia, convirtiendo la monotonía de lo cotidiano, en interesantes encuentros con personas fuera de serie, que en una sola vez son capaces de mostrarnos cuan bella puede ser la vida, indistintamente de las condiciones que se tengan.

La experiencia que les voy a relatar es rigurosamente cierta, aún en los detalles mas mínimos, me ocurrió la semana pasada en el restaurante.

El martes pasado hacía calor, de ese que te hace sentir agobiado y empegostado, mucha humedad y altas temperaturas son una pésima combinación para el confort; el restaurante había estado muy tranquilo, pocos comensales, pues la gente prefiere ir a las terrazas y estar al aire libre disfrutando del buen clima.

Cuando aún la noche era joven, entró al local una pareja, de esas que irradian felicidad, sabiéndose ambos profundamente enamorados, plenos; sonreían de manera integrada, permitiendo ver a los dos unidos en esa forma especial de ver la vida que tienen los elegidos.

Me pareció que podían tener entre 35 y 40 años de edad, aunque tengo que reconocer que no soy muy objetivo haciendo estos cálculos, a mi la gente siempre me parece menor, sobre todo si se muestran tan felices, no se porqué, pero yo siempre relaciono la felicidad con la juventud, ¿Será que tienen algo que ver?

Una vez empezaron a cenar, disfrutaban como unos niños, alababan la comida, hablaban, reían, reían y conversaban, como si estuvieran en el medio una gran aventura, cada vez que me veían cerca de la mesa me decían “Meneer, dit is heel lekker”, Señor esto está bien rico! Constantemente hacían juegos entre ellos y también con nosotros, pero juegos inteligentes, de doble sentido, de esos en los que después de un instante, lo entiendes y te ríes, todos disfrutábamos de la compañía de la pareja y ellos de la comida, de la atmósfera del restaurante y porque no decirlo, también de nosotros.

La señora me hizo una seña con la mano, me acerqué y me dijo: Mi esposo dice que le gusta la camarera, es muy agradable y “se ve” muy bien, arrancamos todos a reírnos de la ocurrencia del señor.

En el ambiente se empezó a percibir olor a gas, el cocinero y yo chequeamos para buscar el origen del olor, no llegamos a descubrir de donde provenía, así que decidí llamar a los bomberos. La responsabilidad es muy grande, en menos de 10 minutos, se desplegó un “discreto” operativo, dos camiones cerraron la calle y mas de ocho bomberos dentro del restaurante revisaban con sus detectores la posible fuga de gas. En el medio de todo este operativo nuestro amigo, le preguntó a un bombero, que pasaba, el bombero contestó que no se preocupar que era una revisión de rutina: Ahh ok! ¿me podría regalar un cigarrillo por favor? Todos soltamos la carcajada, luego detuvo a otro diciéndole: Por favor si va ocurrir algo avíseme, no quisiera tener que “ver” algo horrible que pudiera traumatizarme para el resto de mi vida y todos los bomberos y nosotros nos reíamos del chiste.

Conclusión de los bomberos: No hay ninguna fuga de gas, el olor deber ser por otra causa. Quédense tranquilos que no va a pasar nada.

"Hace casi cinco años estuve en Benidorm, en España, en agosto vamos de nuevo, pero me temo que lo voy a ver todo igual" Así estuvo toda la noche, sus ocurrencias no se veían en absoluto fuera de lugar, por lo contrario hacia que todos apreciáramos con mucha admiración su buen humor.

Al momento de despedirnos, no lo pude evitar y le comente que admiraba mucho su manera envidiable y especial de apreciar y disfrutar la vida.

Amigo mío, me dijo, hay una pequeña diferencia entre los demás y yo, los demás usan sus ojos sanos para ver, yo en cambio uso todo lo demás, los que ven con los ojos no necesitan usar la percepción, yo en cambio si, y eso me permite ver muchas mas cosas de las que se ven normalmente con los ojos.

Si las puertas de la percepción estuvieran abiertas
Veríamos las cosas tal cual son: Infinitas.

martes, junio 13, 2006

El pueblo de Adidas y Puma

Pido disculpas, pero es que no pude evitar hacer "cut & paste", de este artículo de BBC, en el que cuentan esta increíble hitoria.

En el pueblo alemán de Herzogenaurach tienen su sede las dos gigantes empresas deportivas Adidas y Puma, iniciadas por dos hermanos y las cuales han estado divididas en dos, gracias a un pleito familiar de 60 años.

Pero el pueblo también ha estado dividido, cada lado tiene sus propios pasteleros, carniceros, bares, y hasta escuelas.

Lo que es igualmente sorprendente en este pequeño pueblo del sur de Alemania es que el pleito llevó a la creación de dos famosas compañías, Puma y Adidas, y como resultado, el nacimiento de la industria moderna de ropa deportiva.

Es una historia bastante loca porque en este pequeño pueblo, Herzogenaurach, un pueblo medieval de calles empedradas, tienen dos de las mayores empresas deportivas del mundo. "Una en cada lado del río que cruza en medio del poblado".

Hay muchos autores atraídos por la historia de Rudolf y Adolf Assler, los hermanos en disputa que querían hacer el primer zapato deportivo liviano pero duradero.

"Empezaron juntos en la década de 1920 en el lavadero de la casa de la madre, pero tenían genios distintos. Uno de ellos era un poco más afable y amigable y ruidoso que el otro, así que se complementaban entre ellos bastante bien", sostiene Smit.

"Pero durante la guerra, esas diferencias se volvieron infranqueables, también por el hecho que uno de los hermanos parecía mucho más cercano a la causa Nazi que el otro".

"Traición"
El pueblo tenía un problema de lealtades divididas. El resultado fue que los hermanos nunca se volvieron a hablar. Rudolf, o Rudi, montó su firma rival, Puma, en un lado del río. Adolf, o Adi, se mantuvo en la colina y acortó su nombre para utilizarlo en la marca de sus zapatos: Adidas.

El pueblo también se dividió. Había cuestiones de lealtad personal, de política, pero también, esto era Alemania en la posguerra. Los trabajos eran escasos y los hermanos operaban los únicos negocios exitosos del pueblo. "Fue en cierto modo una guerra verdadera ya que el pueblo de Herzogenaurach se dividió".

"Había un carnicero de Adidas, y uno de Puma. Las personas de diferentes empresas se esquibaban si se encontraban de frente caminando en la misma calle. Ciertamente, los restaurantes estaban divididos, así que había un típico hotel Adidas o restaurante Adidas y los del otro bando no querían entrar ahí".

Frank Dassler debería saber. Es el nieto de Rudolf Dassler, de Puma. Es también el hombre que, más que nadie, ayudó a construir un puente entre las dos facciones en guerra. Rompió con el tabú del pueblo, y ha trabajado para ambos lados.

"Llevaba 10 años trabajando en Puma en los años ochenta y entonces Herbert Heiner, el ejecutivo jefe de Adidas, me preguntó si yo estará dispuesto a estar en el nuevo consejo general. Le dije que debería estar loco para contratar a un Dassler de Puma para la compañía de Adidas, y el me dijo que bueno, que los tiempos habían cambiado, y eso fue hace 15 años".

"Siempre fue mi sueño regresar a la industria, pero algunos de los locales estaban sorprendidos". "Apareció un artículo grande en los periódicos locales diciendo que era una especie de traición a la vieja historia de Puma y algunos de mis familiares del lado de Puma han estado un poco, digamos, molestos conmigo".

Legado
Más de la mitad de las selecciones del próximo Mundial utilizan ropa de una de las dos marcas. El pueblo entero sigue obsesionado con la historia de los hermanos. De hecho, un museo completo ha sido dedicado a ellos. El museo sigue su historia desde la empresa naciente en 1924 en el lavadero de la casa de la madre.

Tiene la máquina impulsada a bicicleta que utilizaban para operar la cortadora de cuero. Ya que hacía poco había pasado para la Primera Guerra Mundial, usaron todo lo que pudieron recuperar, incluyendo paracaídas y cascos militares.

Aún en la muerte, Rudi y Adi no se reconciliaron. En el cementerio local, sus tumbas están lo mas lejos posible la una de la otra. Pero su legado asegura que Herzogenaurach tenga una influencia desproporcionada para su tamaño.

De todos los equipos en el próximo Mundial, por ejemplo, más de la mitad estarán utilizando ropa Adidas o Puma.
(Tom Hagler/BBC)

lunes, junio 12, 2006

Feliz cumpleaños

A esta chica le acaban de hacer un "gran" regalo con motivo de su cumpleaños, pero, para estrenarlo tenía que haber probado el buen funcionamiento de las pilas del control remoto de su nuevo "aparato", o mas aún y teniendo la familia que tiene, por lo menos haber cerrado la puerta con llave, en todo caso disfruten de la situación embarazosa de la joven, en la que participa hasta el perro y el cura del pueblo

domingo, junio 11, 2006

Venezolanismos

Orígenes de algunas citas criollas, palabras o expresiones tradicionales, que son profusamente utilizadas aún hoy en día, y que caracterizan la lingüística de los venezolanos.

Dame la colita: En las batallas que se libraban en la época de la independencia, no había suficientes caballos como para que todos los soldados montaran uno. Así que gran parte de los soldados, se veían en la necesidad de cubrir grandes distancias a pie. Por eso, cuando les tocaba subir una pendiente, le solicitaban al soldado que iba a caballo, mula o burro: Dame una colita, en otras palabras, dame permiso para agarrarme de la cola del animal para subir con menos esfuerzo la pendiente. Se quedó para siempre “Dame una colita”.

Corotos: Antonio Guzmán Blanco, quien fue tres veces presidente de Venezuela tuvo una educación con fuerte influencia francesa, fue diplomático acreditado en ese país. En su estadía por el país europeo, su mujer se aficionó mucho por las pinturas del pintor francés, Jean Baptiste Corot, teniendo una respetable colección, de la cual no se separaba. Cuando vivían en Caracas, cada vez que se mudaban de casa, cosa que hicieron con mucha frecuencia, le indicaba a los empleados que embalaban los enseres: Tengan mucho cuidado con los “Corots”, es decir las pinturas. Los empleados fueron generalizando la orden convirtiendo en “corotos” toda clase de cosas propias de una casa.

Macundales: Para abrir picas, en el proceso de exploración de la industria de los hidrocarburos en Venezuela, se utilizaron unos machetes ingleses de marca Mc Undale. Los trabajadores, le dieron el nombre de Macundales, cada día, a la hora de terminar la faena, decían: llegó la hora de recoger los Macundales (machetes) y así se ha quedado, hasta el día de hoy, recoger tus macundales significa recoge tus cosas y vete.

Échale pichón: En Venezuela, cuando se le pide un esfuerzo adicional a alguien para desarrollar alguna tarea que requiere algún esfuerzo se le dice”échale pichón”. En la época en la que no había acueductos ni sistemas de de distribución del agua, ésta se extraía con bombas manuales que tenían una palanca que decía "Push On". La utilización de esta palabra para decir que pusieran a funcionar las bombas, derivó en pichón. Échale pichón era: Dale a la bomba.

Espitao: Esmollejao. Corriendo muy rápido. Se origina a partir de las palabras Speed Out, que en inglés quiere decir eso, correr mucho, osea salio Espitao.

Hijo de la panadera: En abril de 1769, la Corona Española del territorio colonizado, hoy Venezuela, recibió una inusual protesta, pues no estaban de acuerdo con el nombramiento de un joven blanco como Oficial de las Milicias, esgrimiendo como argumento la dudosa reputación de éste, porque su madre ejercía el oficio de panadera en Caracas. De allí se ha quedado el refrán, que se usa aún muchísimo. ¿A mi no me van a dar nada? Ni que yo fuera el hijo de la panadera.

Autor desconocido

jueves, junio 08, 2006

Loituma



Me declaro fanático de este cuarteto finlandés llamado "Loituma", el video es de la canción Levan Polkka, ¿Que les parece?

miércoles, junio 07, 2006

El Día D

















Ayer fue 6/6/6, esta es una combinación especial de dígitos que todos conocemos como el "número de la bestia", por el libro del apocalipsis, y que fue muy referenciado humorísticamente en muchos blogs, incluído este.

También ayer se conmemoró un aniversario mas del “Dia D”, el seis de junio del año 1944, las fuerzas aliadas, integradas por Francia, Inglaterra y Estados Unidos, comandadas por el general Eisenhower y mas de 300 mil soldados, con la consigna: "Full victory - Nothing else", desembarcaron en Normandía, para terminar con la pesadilla de Hitler, el nazismo y su locura genocida, lo demás es historia, esta movilización fue la mas grande de la historia, con un inventario de bajas también impresionante.

Es muy importante recordar estas fechas y lo que sucedió en ellas, para que no olvidemos nunca que para vivir en libertad hay que hacer muchos sacrificios, que bien valen la pena asumir.

Muchísima mas información en la red.

martes, junio 06, 2006

666 El número de la bestia













Hoy es el día de la bestia, la fecha coincide con el famoso 6.6.6, fecha temida por muchos y esperada por otros, seguro que alguna vaina satánica, apocalíptica a nivel universal, increíble, sin antecedentes en la historia de la humanidad va a suceder.

Y como dicen los mas connotados científicos del IVIC: ¡¡¡Zape gato!!!

lunes, junio 05, 2006

Fiebre de Fútbol hasta en el aire

domingo, junio 04, 2006

Ojalá que no



















No es que esté del lado de Allan García, pero de los dos males, el menor.