<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\0757560847\46blogName\75Peor+es+Nada\46publishMode\75PUBLISH_MODE_BLOGSPOT\46navbarType\75BLACK\46layoutType\75CLASSIC\46searchRoot\75http://peoresnada.blogspot.com/search\46blogLocale\75es_VE\46v\0752\46homepageUrl\75http://peoresnada.blogspot.com/\46vt\75-7149271812271848686', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

martes, mayo 31, 2005

El bastón musical

Gracias a Sebastián, aquí estoy con lo del bastón musical y como la música es mi gran pasión, aprovecho esta oportunidad para escribir un poco mas acerca del tema, no se molesten si me extiendo.

Volumen total de música en tu computador
Actualmente 2218 canciones, ocupando casi 11 gigabytes. Eventualmente llevo colgado al cuello 256 mb, del mp3 player de mi hijo, cuando se lo pido prestado y en mi pda Compaq Aero, que como no tengo ipod, utilizo a veces como un mp3 player, 256 mb que es el tamaño de la tarjeta compact flash de expansión.

Ultimo disco que compre
En nuestro último paseo por Ámsterdam compré “AC/DC - Live in Las Ventas Madrid”, me lo debía desde hacía tiempo, curucuteando en la misma tienda encontré “Luther Allison - Live at Montreaux Serius Blues”, y finalmente en el mismo paseo, mi esposa me regaló, bueno nos regalamos “Café del Mar – The Classic Chillout”, ahora que echo el cuento, no se porqué, desde que estamos en Holanda, los discos siempre los compramos en Ámsterdam, esta ciudad tiene mucho de muchas cosas, para mi es simplemente mágica, sin necesidad de tener duendes.

Canción que está sonando actualmente
Acaba de terminar “Un Lote de Amor de Led Zepellin” y ya empezó “Sweet Home Alabama de Lynard Skynard”.

Cinco canciones que escucho a menudo o que significan mucho para mi
Pienso que la respuesta a esta pregunta siempre será diferente, dependiendo del estado de ánimo y de que recuerde en ese momento, yo tengo como 2 millones y pico de canciones preferidas, que escucho mucho y tienen un significado muy especial para mi, en este caso podré mas de cinco.

1) De Música Ligera de Soda Stereo y Sweet Child of Mine de Gun & Roses, son para mi dos de las mejores representaciones de lo que es un perfecto Rock & Roll y no estoy exagerando, escúchenlas bien y verán que digo la verdad.

2) I Hear You Now de Jon & Vangelis, esta bellísima canción me trae recuerdos muy especiales, además con ella descubrí la música puede llegar a ser tridimensional, les recomiendo que la escuchen con unos buenos audífonos y estarán de acuerdo conmigo.

3) Atom Heart Mother Suite de Pink Floyd Es simplemente un derroche de feeling profundo, cada vez que escucho su violín se me estruja el alma y me pongo a tocarla en un Stradivarius imaginario, ¡claro! siempre estando sólo, no quisieran que mis amistades o mi familia se enteraran de mi nivel de enajenación mental. Esta canción dura solamente 23:31 minutos, hay punteos de guitarra bellísimos como los de siempre de David Gilmour, un teclado de interpretado por Richard Wright que suena como un armonio de catedral, pero además una soprano y un coro, que de verdad le para los pelos al más insensible.

4) Inolvidable de Tito Rodríguez Pero la versión de Bebo Valdés y Diego el Cigala, la mejor demostración de que no hay mejor sinergia que la que resulta de la fusión de la música latina, el jazz y el flamenco, escúchenla y disfrútenla es simplemente increíble, irrepetible e inolvidable.

5) Por una cabeza de Carlos Gardel Recuerdan la película Perfume de Mujer, donde Al Pacino hace el papel de ciego, en una escena de antología baila con una chica bellísima (no recuerdo su nombre) un tango bellísimo, bueno ese mismo es, aunque la letra no es nada del otro mundo, para mi la música es de las mas bellas que existen.

6) Amor de la Calle Héctor Lavoe, Increíble bolero con muy buen letra y música que me hace recordar mi época universitaria.

7) Torna Surriento Canción tradicional napolitana, bellísima, cuando la escucho vienen a mi memoria recuerdos de mi infancia, de mis papás escuchándola y haciéndose ojitos ;-) esos viejos míos de verdad que si sabían disfrutar las cosas sencillas de la vida. Tuve la oportunidad el año pasado de cumplir un sueño que tenía desde hacía mucho tiempo: Escuchar esta canción en la Costa Amalfitana en Italia, rodando por la carretera más hermosa del mundo, fue algo así como un tributo a mis padres y a mis orígenes italianos, después de todo algunos sueños que parecen irrealizables aunque sean sencillos, se hacen realidad en un instante de tiempo, sin que nos lo esperemos.

8) Subdivisions Rush. Me gustaría definir que me hace sentir esta canción ,creo que solo diré que me hace sentir bien, es muy intensa, me impresiona la batería que magistralmente toca Neil Peart, para mi el mejor baterista del mundo, realmente me impresiona toda la instrumentación, definitivamente Rush es una de mis bandas favoritas.

Otras muy especiales para mi:
Lucky man - Emerson Lake & Palmer
Almost Cut My hair - Crosby Stills Nash & Young
Un Largo y Tortuoso Camino – The Beatles
Wild Flower – Skylark

Cinco personas a las que le paso el Bastón
A mi amiga Irina de Con Todo y Corazón
A Rafa de Caminito del Olvido en las Islas Canarias
A Ariadna de El Hilo de Ariadna
A Adriana de Cosas Cotidianas
Se lo iba a pasa a mi sobrino Giancarlo pero ahora no tiene blog.

domingo, mayo 29, 2005

Perdón, no se veía nada

Esto sucedió hace poco y aunque parece arrancado de las páginas de cualquier historia de Alfred Hitchcock, dicen que fue real. El lugar: la Carretera de Guatopo.

Un hombre estaba parado a la orilla de la carretera en medio de una oscura y tenebrosa noche pidiendo cola, a la vez que caía una terrible tormenta. Pasó un tiempo pero nadie se paraba. La tormenta era tan fuerte que apenas si se alcanzaba a ver a unos 3 metros de distancia. De repente vio como un extraño carro se acercaba lentamente y al final se detuvo. El señor, por lo precario de su situación sin dudarlo y rápidamente, se subió al carro y cerró la puerta. Volteó y se dio cuenta con asombro y horror de que nadie iba manejando el carro. El carro arrancó suavemente. El tipo miró hacia la carretera y vio con terror que adelante había una curva. Asustado, comenzó a rezar e implorar por su salvación, al advertir su trágico destino. El tipo no había terminado de salir de su espanto, cuando justo antes de llegar a la curva, entró una mano tenebrosa por la ventana del chofer y movió el volante lentamente pero con firmeza. Paralizado del terror y sin aliento, cerró sus ojos, se aferró con todas sus fuerzas al asiento, e inmóvil e impotente vio como sucedía lo mismo en cada curva del tenebroso y horrible camino, mientras la tormenta aumentaba su fuerza.

El tipo, sacando fuerzas de donde ya no quedaban, se bajó del carro y se fue corriendo hasta el pueblo mas cercano. Deambulando, todo empapado, se dirigió a una cantina que se percibía a lo lejos. Entró a ella y pidió un whiskey doble y temblando aún, les empezó a contar a todos la horrible experiencia que acababa de presenciar. Se hizo un silencio ante el asombro de todos los presentes.

El miedo y la zozobra asomó por todos los rincones del lugar. Al rato llegaron dos negros todos mojados y jadeantes uno le dijo al otro, "Mira Juan, allá esta el carajo que se subió al carro cuando lo veníamos empujando".

sábado, mayo 28, 2005

Buena pregunta

Esta mañana caminaba con mi hijo por la plaza del pueblo, había un gran mercado de pulgas, o sea de cosas usadas, me llamó la atención ver en un tarantín unos discos de acetato en perfectas condiciones, pregunté el precio de uno de "Gentle Giant" un grupo que me gustó mucho en su época, al sacarlo de la carátula para ver sus condiciones, mi hijo lo vió y me preguntó, papi ¿que es eso?, es un disco, ¿como que un disco?, bueno es como un CD, estos eran los CDs de antes, y con cara de incredulidad y de "tu a mi no me tomas el pelo", preguntó, si, ¿y de que tamaño eran entonces los DiskMan?

viernes, mayo 27, 2005

El examen de piano



Hace mucho tiempo conocí a una persona muy especial, Estrella era su nombre, todo en ella estaba encantado, rodeado de una magia muy particular, nunca me había encontrado con alguien así, estudiábamos en la misma escuela de música. Un día en el pasillo, parados junto a la baranda, esperando para entrar a clases, ella de piano y yo de armonía, así por así, como quién no quiere, nos descubrimos el uno al otro, viéndonos, sin saber que lo hacíamos, pero ya era tarde y en esa mirada de un solo instante, quedamos conectados para siempre, bueno, por lo menos en mi caso, y creo que también en el de ella.

La primera vez que hablamos fue el día que llegando yo a la escuela de música, empapado por una lluvia pertinaz, me tropecé con ella en la entrada y así, sin ton ni son, me preguntó con una gran sonrisa y su voz ronquita ¿viniste nadando?, sólo atiné a responder sorprendido “casi”, recuerdo esto como si hubiera sucedido ayer, en mi manos llevaba el LP “Indagadadavida” de Iron Butterfly, música muy sui generis, esto fue motivo para empezar a hablar y descubrir que estábamos también conectados por la música, que escuchábamos cosas parecidas a las que no escuchaba casi nadie en aquel momento, ese día hablamos de Génesis, Yes, Jethro Tull, CSN&Y, Eric Clapton, Eric Burdon, Janis Joplin, Cactus, Allman Brothers, The Doors, y hasta de la Fe Perdida de Frank Quintero y muchos otros mas, sentíamos como si nos conociéramos de toda la vida

Nuestros temas de conversación eran infinitos, siempre teníamos algo interesante de que hablar, e invertíamos mucho tiempo en ello, nos encontrábamos al salir de la escuela de música y tomábamos café en una terraza cercana a la escuela, que buena atmósfera se respiraba allí, que buena compañía nos hacíamos el uno al otro, que felices éramos, en poco tiempo nos volvimos tan amigos que empecé a pensar que entre nosotros había telepatía, pues frecuentemente ella me preguntaba por algo que yo estaba pensando en ese mismo instante, y también sucedía lo contrario, yo le hablaba de algo y ella tenía en mente lo mismo en ese momento, como si nos leyéramos el pensamiento.

Éramos muy amigos pero muy pocas veces hablábamos de nuestras clases o de cualquier otra cosa que hiciéramos, éramos grandes amigos pero en un subconjunto de todas las cosas de cada una de nuestras vidas, yo no le preguntaba si tenía novio, por ejemplo, y ella tampoco si yo tenía novia, creo que no nos importaba y no había otro interés que el de ser solamente muy buenos amigos. Entre nosotros no existía ningún compromiso, yo no sabía su número de teléfono y ella no sabía el mío, simplemente nos encontrábamos en la escuela y si era posible compartíamos un café, así nada mas, y cada vez que sucedía resultaba ser una gran alegría y un gran placer para ambos.

Un día al salir de clases me quedé charlando con un compañero en el pasillo de aulas y casualmente la vi saliendo de su salón, mirando al piso, con cara de estar muy preocupada, al verme me dijo, que bueno que estás aquí, ¿nos tomamos algo?, claro contesté, vamos, no quise preguntarle nada, quería que saliera espontáneamente de ella, ordenamos bebidas frías, hacía calor de julio y un sol que no dejaba ver, como no decía nada, le pregunté ¿pasa algo?, ¿que si pasa algo?, ¿sabes que pasa? Para el examen final de piano me asignaron la Sonata de Claro de Luna de Beethoven, dijo muy incómoda, yo tratando de tranquilizarla le dije, pero de que te preocupas si es facilita, lenta, suave, no vas a tener problemas. Respondió no, no es fácil, es muy difícil, pues los acordes son muy complicados y enredados, hay que tener los dedos de goma para tocarla bien y con continuidad, tengo cuatro semanas para el examen, tendré que fajarme todos los días tres o cuatro horas para poder tocarla a la perfección, pues quiero sacar buena nota, me comentó que no tenía que ir mas a la escuela hasta el día del examen final de piano. Eso me sonó a despedida, era parecido a una ruptura, era de hecho una separación, pues aunque entre nosotros no había mas que una relación de amistad, nos veíamos con mucha frecuencia, pero igual, pensar que no la vería me arrugaba el corazón, nos despedimos como lo hacíamos todas la veces que nos veíamos, con un simple beso en la mejilla, pero esta vez ninguno de los dos sabía si nos volveríamos a encontrar, no lo puedo negar pero me sentí muy triste, como si una parte de mi misma vida se separaba de mi, me quedé parado alli mismo a la salida del café viendo como se alejaba, hasta perderla de vista.

En mi soledad de esos días, sólo deseaba que se preparara muy bien y obtuviera en el examen una nota sobresaliente, pero después del conformismo que sentí inmediatamente después de su ida, me embargó el deseo de averiguar cuando era su examen para ir sin que ella lo supiera, lo logré tenía la fecha, la hora y el sitio del examen de su examen.

Después de una gran espera, llena de mucha ansiedad y expectativa, llegó el día, para que no me viera, me ubiqué estratégicamente y al verla llegar, me empezaron a temblar las piernas, no lo puedo negar, era demasiado intenso, sentí que se me salía el corazón por la boca, era un azaroso juego de emociones y escalofríos recorriéndome el cuerpo entero, sentía que en ese momento yo no me pertenecía a mi mismo, tenía una gran emoción de verla, aún así de lejos, después de casi un mes.

La escuela de música era una vieja casona colonial muy grande, en el centro de la Caracas de 1972, tenía un gran auditorio en su centro, con una acústica que paraba los pelos, este auditorio estaba rodeado a ambos lados por pasillos con salones de clases, uniéndose al final en un amplio pasillo central, que llevaba a una escalera, arriba el salón de examen de piano. Esperé un tiempo prudencial, pues no quería que me viera, para no generar ninguna sorpresa o inquietud en ella, aunque debo reconocer que el que estaba como un amasijo de nervios era yo.

El salón tenía una puerta con una claraboya circular que me permitió chequear si ya estaban todos ubicados, en la pared del fondo, a la izquierda un Stenway & Sons de ¾ de cola, que sonaba como ninguno, al frente del teclado, de pié Estrella, se veía relajada, al lado derecho del piano el jurado, su profesora y 3 señores mas, yo los veía como sus verdugos e inventé rapidamente en mi mente un cuento de caballeros, donde yo, de armadura y con una gran espada, irrumpía en el salón para rescatar a la damisela de las garras de este aparente comité de la inquisición. Al lado de la puerta una ventana tapada por una cortina que no dejaba ver nada, pero un poco abierta, que como una concha acústica, dejaba salir libremente cualquier sonido que se generara dentro, mi mejor posición era precisamente al frente de esta ventana, para no perderme ni una sola nota de su examen, escuché ruido de sillas moviéndose, luego un saludo muy formal por parte de los profesores a la examinada y a los asistentes al examen, empezó la ronda de preguntas teóricas acerca del tema “Sonata de Claro de Luna” de Beethoven, todas fueron respondidas correctamente por Estrella con avidez y seguridad, formaban parte de la evaluación, nuevamente ruidos de sillas, toses, silencios y luego empezó a sonar, quedé inmediatamente sumergido en una posesión melódica, las notas del piano me absorbieron, perdí el control de mis músculos, mi humanidad se convirtió en mitad oídos y mitad cerebro, mi cuerpo solo servía para contener a estos dos elementos e involucrarlos aún mas en este concierto especial, mientras se iba desarrollando la ejecución, se me iban saliendo las lágrimas de la emoción que me producía escuchar lo bien que sonaba, era perfecto, así mismo debió haber deseado el mismo Beethoven, a pesar de su sordera haber escuchado esta divina ejecución de su obra.

Terminó, escuché aplausos, pero yo estaba como poseído, no fui capaz de moverme, mi cuerpo aún no me pertenecía, necesitaba un ratito para poder poner en orden cuerpo y cerebro, y pasó lo inevitable, salió Estrella y me vio allí parado frente a la puerta, con los ojos rojos y la cara descompuesta por el llanto emocionado, Estrella se acercó muy lentamente y segura de si misma, me abrazó muy muy fuerte y me dijo al oído, me imaginé que estabas aquí, saque la máxima nota, estoy tan emocionada que no puedo parar de llorar, ¿me invitas un cafecito?, ¡claro que si!, dije, ya vengo, un poco mas allá sus padres y su hermano esperaban para felicitarla.

El café que luego nos tomamos fue el último que compartimos, ese mismo día terminaba el año escolar, yo dejé la escuela de música por la fotografía y el inicio de mis clases en la UCV y de ella no se mas nada, mas nunca la volví a ver, pero creanme, cada vez que escucho la Sonata de Claro de Luna, evoco esos recuerdos tan bonitos e intensos y siento a Estrella cerca, muy cerca de mi.

miércoles, mayo 25, 2005

El grado de Giancarlo



Giancarlo Ya terminaste la universidad, hoy es la misa y mañana ya recibes tu título, es increíble como pasa el tiempo, en mi mente rueda en cámara lenta, una película de algunos momentos especiales que afloran de mi memoria, por ejemplo cuando naciste visitándote en la clínica, no sabes cuanto nos reímos con el loco del obstetra que atendió a tu mamá, ella no debía reírse por la cesaria, pero igualito estábamos todos muertos de la risa, incluyéndola a ella, nos mandaban a callar desde las habitaciones de al lado, dile a tu papá que te cuente, dile que te cuente también que naciste enmantillado, tal vez eso no lo sabías, aunque creo que eso no es determinante en el radiante futuro que tu mismo te estás forjando, pues esto lo estás logrando por tu esfuerzo y tesón, no por la mantilla.

Recuerdo con detalles cuando te buscaba junto con tu hermano, el gran Mauricio en la guardería, esa casita bonita que prácticamente estaba metida dentro del cerro Avila, siempre pensé que ese sitio estaba lleno de duendes que los protegían a ustedes, que bonitos recuerdos, los de tu colegio, el Santa Rosalía, que fue el mismo que el mío, de tus tempranos éxitos en tus estudios de secundaria, ya aquí mostrabas tu interés por los estudios y eso nos alegraba a todos, veo en esta recopilación cinematográfica mental, retazos de nuestros viajes a Caruao, con tu papá y Mauro, en el súper Toyota azul, ¡que bien la pasábamos! de los exquisitos almuerzos de pescadito frito con tostones y ensalada en el comedero de Josefa, luego mas tarde otros momentos buenos y otros no tanto, pero esa es la vida, yo atesoro estos recuerdos y me hacen vivir intensamente cuando rebobino y vuelvo a ver estas imágenes, si algo tengo que hacer ahora es agradecerte a ti y a la misma vida por darme la oportunidad de tener ese gran tesoro dentro de mi.

No sabes lo feliz que me siento al ver que en ti hay, aunque sea un poquito de mi, que algo deje en tu formación como hombre, en tus gustos, en tu amor por la música, por las chicas bonitas e inteligentes, aunque mal paguen, como dice la cancion, por los buenos amigos, por tu bella familia, y otros valores heredados de tu papá de Ligia, de los nonnos, de los abuelos, de los tíos y de mi, que me demuestran que eres un hombre de bien.

No puedo evitar imaginarme como estaría tu mamá ahora, no cabría en si misma de orgullo, como siempre lo estuvo de ustedes dos, la veo en el acto de grado toda elegante y bonita como siempre, aplaudiendo apasionadamente, con su gran sonrisa, llenando de luz el paraninfo, de pié al escuchar tu nombre, feliz, como siempre lo fue, inmensamente feliz. Sabes Giancarlo, siempre he pensado que cuando nuestros seres queridos se van, realmente no lo hacen, si no que continúan viviendo en nosotros, en nuestros recuerdos, yo se que María Eugenia vive intensamente dentro de todos nosotros.

Un título universitario, ahora mas que nunca es importante, pues te abre muchas puertas, pero recuerda que las puertas importantes, la de la sapiencia, de la ética, de la lealtad, de la honestidad, del respeto por los demás, de la humildad, esas las abres tu mismo, haciendo uso de tus conocimientos y valores, con el tiempo y la experiencia irás encontrando cada una de las llaves necesarias e irás abriendo estas puertas, que te dirán cual es el camino del verdadero éxito, el que esta basado en ser un hombre de conocimientos y de bien.

Te deseo toda la suerte del mundo, y que este grado universitario, sea otro logro que permita que tu camino hacia la plenitud y la felicidad sea un poquito mas llano y seguro.

Nunca olvides todo lo que yo te quiero, tu sabes cuanto.

Tu tío-padrino Miguel.

martes, mayo 24, 2005

No hace falta



Chávez, no hace falta que te disfraces así y pongas esa cara, todos sabemos que eres un payaso.

No hace falta que andes con ese loro en el hombro, también sabemos que eres un gran pirata.

Ni tampoco hace falta que poses con tu verdadera bandera detrás, también sabemos que eres un vende patria.

domingo, mayo 22, 2005

Un Papa con mucho estilo



Con estos elegantes mocasines rojo carmesí, asistió el Papa Benedicto XVI a un acto con la presencia de mas de 2.500 peregrinos en el Vaticano, estos visitantes han acudido a Roma para la ceremonia de beatificación de Nicol Goñi y de la estadounidense Barbara Cope. Definitivamente Benedicto XVI es un Papa con mucho estilo. (20minutos.es)

jueves, mayo 19, 2005

Creatividad autobusera

Siempre me resulta muy interesante ver cuando se utilizan inteligentemente elementos de la vida cotidiana, con suficiente creatividad para aprovecharlos efectivamente y llamar la atención por lo innovadores, comunicativos, vistosos y en estos dos casos específicos hasta animados.

Felicitaciones a los creativos.



martes, mayo 17, 2005

Estampillas personalizadas



Ahora usted podrá poner en las estampillas de correo la foto de su novia, de su esposa o la de su mamá, la de un amigo que está viviendo en Nicaragüa, la de Joselo aunque está tan rayado que ya no da ni risa, la de Paul Gilman ¡bicho!, o la de su profesor de inglés, al que le tomó la foto con una amante, la de su grupo preferido de rock o la de Carmen Electra, Angelina Jolie o Bibiana Gibelli ¡huyyy!, y hasta en el peor de los casos la del mismísimo Chávez, ¡wakala!, eso si que sería bien pero bien pavoso, y seguro habrá uno que otro apasionado por allí capaz de hacerlo, el caso es que ahora la oficina de correos de Estados Unidos, autorizó la utilización de fotografías e imágenes personalizadas es sus estampillas y sellos postales. Haga click en la foto y obtendrá mas información.

¿Y usted pondría la foto de quién?

lunes, mayo 16, 2005

Salomonicamente cierto

En el blog "Diario del Capitán", de mi amigo, el capitán de Navío Gabriel Flores Prado, leí el post "Ser o no ser", escrito por Ana Carolina Longobardi Santafé, que no tiene ningún desperdicio, además de ser rigurosamente cierto, leanlo y se darán cuenta como es el retrato de la mujer venezolana y en extensión de la mujer latinoamericana, claro, salvando sus excepciones, que las hay.

sábado, mayo 14, 2005

Soy yo, otra vez

Al despedirme de ustedes por “una semana o más”, me motivó una razón principal y muy importante, “mi examen teórico para la licencia de conducir" ¡Como si fuera cualquier dieciochoañero! Aqui mi licencia de conducir venezolana, solamente tiene validez por 6 meses. El preparme para el examen exigió mucho tiempo y dedicación. Pues aunque parezca una tontería, es verdaderamente difícil de aprobar el examen al primer intento, añadiendo además, la limitación con el idioma y otras cuantas cosas mas que tienen mas que ver con la arquitectura de pensamiento holandés, que definitivamente se parece muy poco a la nuestra.

Cuando traes a Holanda una licencia de conducir de otro país que no sea comunitario (de la CEE) o Cánada o Estados Unidos, te daban una única oportunidad de presentar un examen practico (esto se termino el 1 de mayo, ahora todo el mundo debe hacer el proceso completo) y está claro: No lo aprobé y ahora tengo que hacerme la licencia como si nunca hubiera conducido en la vida, cosa que hago desde hace más de 30 años. 1ra parte del cuento

Y es cierto, conducir en Holanda es sumamente complicado por las bicicletas. Yo siempre pienso que hay mas bicicletas que personas, con las bicis hay que tener muchísimo cuidado, pues te salen de donde menos te las esperas, por eso es que en cada esquina hay que ver a la derecha, a la izquierda, al frente para atrás, para abajo, para arriba, y adentro de la guantera, para estar seguro que no hay ninguna por allí. Esto me hace recordar a Woody Allen que decía que las palomas son ratas con plumas, en este caso puedo decir que las bicicletas son palomas con pedales.

Volviendo al tema, compré 2 libros en inglés uno de teoría y uno de exámenes tipo con cd incluido. Pedí prestado otro en holandés y otro en ingles que después de todo resultó ser el mejor, el mas concreto, conciso y el que mas me ayudó. Le doy las gracias a Alejandra y Juan Carlos, mis amigos de La Haya por este aporte.

Yo estoy seguro que a estas alturas del cuento ya todos están esperando que les diga que fue lo que sucedió en el examencito ese, bueno, después de todos los esfuerzos titánicos, desveladas, estrés y ansiedad, estudios profundos de todas las normas y señales de transito holandés, debo decirles que si. ¡Ya lo aprobé! y me siento como si me hubiera graduado en el MIT, Todo el mundo me felicitó por el gran éxito y es que los mismos holandeses lo ven así.

Ahora solo falta presentar el examen práctico, que no es que sea fácil, pero bueno, ya tengo mas del 50% logrado y con las 15 clases de autoescuela podemos sumarle otro 25%, creo estar cerca de terminar con este karma.

Pero el hecho de que haya sido mas tiempo de lo esperado, es que se hayan juntado todas las cosas, por un lado hemos tenido mucho trabajo en el restaurante, buen motivo de alegría. Por otro lado mi cuñado o mejor dicho la esposa de mi cuñado dio a luz a su bebita, cosa que nos alegra infinitamente a todos, pues es realmente bella y oportuna. Y otra no tan agradable pero que también me quitó mucho tiempo fue que me encontraron una piedra en la vesícula de mas de 2 cm, eso si es grande de verdad, ahora estoy esperando a ver que van a hacer los médicos para definitivamente “Sacarme la Piedra”.

martes, mayo 03, 2005

Stop por una semana o más

Varias ocupaciones muy importantes exigen mi tiempo completo por mas de una semana, es poco oportuna esta ausencia, pues en este momento el blog necesita reparaciones urgentes en el hospedaje de imágenes y otras cosas, pero no tengo alternativa.

Espero, después de este tiempo ausente, reparar todos los errores de "Peor es Nada" y luego, lo mas importante: seguir mereciendo sus visitas, lecturas y comentarios.

Hasta pronto