<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7560847\x26blogName\x3dPeor+es+Nada\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttps://peoresnada.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttps://peoresnada.blogspot.com/\x26vt\x3d8853004166748984398', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

viernes, 1 de febrero de 2008

Soy yo otra vez


Aprovecho este post para agradecer profundamente a mis siete fieles lectores, y también a los otros seres increíbles que han pasado por aquí y se han solidarizado conmigo por el accidente que tuve, ustedes son lo máximo y me han hecho sentir muy acompañado, influyendo esto de manera importante en mi notable mejoría.

Les contaré lo que me pasó, morbo aparte, aunque les confieso, fue duro, pero al final, la sucesión de eventos que ocurrieron después del accidente, hicieron que me reconciliara inmediatamente y de manera muy especial con la vida, eso me ha alegrado mucho y lo agradezco profundamente.

El sábado 12 de enero el trabajo en el restaurante estuvo particularmente fuerte, terminamos como a la media noche, y nos quedamos un rato comiendo unas cositas, y compartiendo un ratico. Luego, con ganas de descansar, me despedí de todos, me calcé los audífonos, el casco y los guantes, me abrigué bien el pescuezo y emprendí en la moto, el viaje de quince minutos que separan el restaurante de mi casa.

Todo iba perfecto, conducía tranquilo y concentrado por una carretera exclusiva para bicicletas y motos, en el ipod sonaba “Since I've Been Loving You” de Led Zeppelling, creo que esto no lo olvidaré nunca. Era tarde y no había nadie por esa carretera un poco perdida de la mano de Dios, cuando a lo lejos y en sentido contrario, vi que venían unos cuatro zagaletones en bicicleta, sin luces y echando broma, cuando nos cruzamos, se metieron conmigo, no les hice caso, y al cabo de un kilómetro, me encontré de frente con una verja, que había sido colocada estratégicamente por alguien en todo el medio de la vía, saben, como una gracia, estaba muy oscuro y no la vi, (esto me empieza a sonar a la cancioncita aquella que todos conocemos, porque se fue y porque murió, porque el señor se la llevó…), pero bueno, ya era muy tarde, no pude frenar y choqué de frente con la reja, dándome la gran castaña de mi vida, cayendo aparatosamente sobre mi brazo derecho, así que irremediablemente me escoñeté el codo, o sea me lo disloqué, fractura incluida, pero la verdad es que esto pudo haber sido mucho peor, pues con el casco y mi cabeza dentro de él, le metí un gran matracazo al piso, haciendo que rebotara, fue impresionante, aún así todo lo que iba dentro del casco permanece de una sola pieza, bueno por lo menos hasta ahora eso parece. El sonido del golpe del casco en el piso aún retumba en mis oídos y me cuesta mucho sacarlo de mi memoria.

En el piso yací un rato muy aturdido, tomé conciencia del gran dolor que tenía en el brazo derecho, me senté y sentí una gran claustrofobia que hizo que me sacara el casco de un tirón, logré reincorporarme a la vez que me sostenía el brazo, vi a la derecha, luego a la izquierda y me di cuenta de que me iba a tener que valer solo, pues no había nadie que me pudiera ayudar, metí la mano en el bolsillo buscando el celular, pero les confieso que el dolor, el frío y los nervios impedían que atinara a marcar el número de emergencias o el de María del Valle, me regañé por no tener control de la situación y mientras discutía conmigo mismo, justificando que los eventos no me dejaba resolver el problema, llegaron los primeros ángeles de la guarda, pues de la nada aparecieron tres bicicletas, una familia, la señora, el señor y una niña, hay que tomar en cuenta que era la una y media de la madrugada, al verme inmediatamente se detuvieron, el señor mientras me calmaba, llamaba a emergencias, explicándole muy bien la ubicación donde nos encontrábamos y pidiéndoles encarecidamente que se apuraran pues el dolor que yo tenía era muy fuerte, luego un poco mas tranquilo pude llamar a María y echarle el cuento.

Los segundos ángeles de la guarda fueron los de la ambulancia, allí me entregué con confianza y empecé a relajarme, pues su profesionalismo y buen sentido del humor hizo que me sintiera muy seguro y tranquilo.

Una vez en el hospital, aunque siempre estuve rodeado de muy buenos profesionales con muy buena actitud y paciencia, fue donde empezó el verdadero tormento, pues después de las radiografías de rigor, me dicen que tengo el codo dislocado y fracturado, así que cuatro personas, entre médicos y enfermeras, lucharon por mas de dos horas para ponerme el codo en su sitio, sin lograrlo, durante este procedimiento, me aplicaron morfina dos veces (les confieso que no me dio nada de nota), luego me pusieron dos inyecciones de anestesia con unas inyectadoras gigantes de las que usan para los caballos, pero aún así y para mi desgracia no hubo éxito, el codo se negó empecinadamente a volver a su lugar.

Pues nada, el paso siguiente era la cirugía, así que al rato se aparece muy sonriente el cirujano, vio las radiografías, allí mismo trató de poner el hueso en su sitio pero no pudo, así que me llevaron al quirófano, y yo como un santo, no decía nada, pero se me debe haber notado la cara de asustado, pues el médico, espontáneamente me dijo que me quedara tranquilo, te trajimos al quirófano porque aquí tenemos una máquina especial de rayos x, que permite ver todo en directo, así que lo mas seguro es que dentro de un rato estemos listos.

Pues bueno así fue, me ponen el codo en la máquina, y el doctor viendo el monitor, me abre un poco el brazo, me gira un poco la muñeca y “CLICK”, todo cayó en su sitio, yeso de emergencia, nuevas radiografías para comprobar que todo estuviera bien, y así fue, ese día hospitalizado y en la tarde para la casa.

El médico me dijo que me quería ver en cinco o seis días, para revisar el progreso, al visitarlo me mando a hacer una resonancia magnética, pues había unos pedacitos de hueso roto que podían molestar, hasta el punto de tener que operar, pero al ver los resultados me dijo que todo estaba en su sitio y no hacía falta la operación.

Esa es la historia de este accidente, que me ha hecho entender que aunque todo vaya muy bien, la vida puede dar un vuelco inesperado en un solo minuto, complicando de manera importante las cosas, y si no asumimos estos eventos con buena actitud y sobre todo buen humor, podemos pasarla mucho peor.

Hay un montón de anécdotas alrededor de este evento, pero no quiero aturdirlos con tanto cuento. Ayer me cambiaron el yeso y me pusieron uno nuevo con una bisagra, para que empiece a movilizar el codo, este lo debo tener por quince días, pero ayer si se pudo apreciar la gran mejoría que he tenido.

Muy sinceramente les agradezco a todos ustedes por haber estado tan pendientes de mi, sus comentarios fueron muy inspiradores y motivo importante para mi recuperación.

48 Comments:

Blogger Rosa said...

¡¡Y yo que soy la septima de tus lectores en la Luna!!! no habia visto la Rx me imagino como te dolerian todas las maniobras para reacomodar el hueso, poichito..... que susto tan grande. Espero sigas mejorando y estes perfecto en poco tiempo. Un abrazo

9:46 p.m.  
Anonymous topocho said...

Una abrazo pana, ojalá que te mejores rápido y que a los cabrones que te jugaron tan mala pasada el karma les dé lo suyo.

10:20 p.m.  
Blogger Capochoblog said...

Te leo y me duelen las articulaciones, coñooooo.. supongo que es un acto reflejo por no decir cobardia refleja...
Me alegra que estes mejor y con buen animo. Como bien dices, hay que superar y seguir adelante.
Muchos Besos, muchas nanas de cuna para cuando te de dolorcito.
Me alegra mucho verte recuperado.

11:18 p.m.  
Blogger Consuelo said...

Chu marre¡¡ No sabia de esto¡¡

Espero todo mejore... y me alegra mucho la actitud ante el evento, sin duda alguna la vida nos puede cambiar en un minuto. Y el triunfo está en como reaccionemos a ese cambio.

Te envio u gran beso, y una "Sana, sana, colita de rana" pa que mejores pronto¡

Cuidate¡

3:44 a.m.  
Blogger Curiosa said...

Recorri tu camino, me cai contigo, senti tu desesperacion, pero tu dolor, tu angustia y tu impotencia no puedo ni siquiera llegarles de cerquita.
Dios siempre nos envia angeles de la guarda cuando mas lo necesitamos (yo lo se de primera mano).Tambien es cierto que en un segundo nos cambia la vida y debemos...debemos!!! tomarlo de la mejor manera,como tu, para salir airosos.
Apesar del dolor e incomodidad has tenido la gentileza de escribirnos para saber ti...que lindo vale, que persona tan detallista eres. No somos nada...
De corazon deseo que sigas mejorando tan bien como hasta ahora. Que ese ruido en tu cabeza se marche pronto y que solo quede el recuerdo de lo bueno que esto pueda dejarte.
Un abrazo suavecito para no aplastar tu codito

3:50 a.m.  
Blogger Jacqueline said...

Miguel

He sido muy mala amiga porque enfrascada en mis propios problemas no estuve dándote todo el apoyo que TE MERECES. No es que no estuve pendiente.

SI ESTUVE PENDIENTE pero no te lo hice saber, y eso cuenta mucho.

Por eso tengo ahorita un nudo en la garganta. Podría haber sido peor. Si no hubieras tenido el casco...

:(


Ay Miguel, qué bueno que estás mejor. Pobrecito, pasaste por mucho sufrimiento.

Hoy Lau estaba entrenando como todas las mañanas, corriendo, y se resbaló sobre el hielo frente a la casa. Se cayó y se golpeó el codo. Tiene un hematoma. No se pegó en la cabeza ni se fracturó nada y sin embargo quedó TENDIDO en el suelo porque no podía levantarse y necesitaba ayuda.

Nada más pienso en lo que te pasó a ti y me da una vaina.

Así es como me doy cuenta de que te quiero mucho, Miguel.

Perdóname.

4:07 a.m.  
Blogger RomRod said...

que bueno que ya estás saliendo de esa... pero y la moto? te deshiciste de ella? o sigues? saludos!!

6:37 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

se fregaron las cuentas; no somos 7lectores; somos muchos mas -8 que se han manifestado en esta entrada-
A cuidarse pues, sana sana colita de rana

Maria Jose

1:00 p.m.  
Blogger Guachafitera said...

Forza Miguel que ya lo peor pasó...muchísima buena vibra desde la ciudad eterna para que te mejores ipso facto!

Un abrazo grande para ti y los tuyos

PD Si hay algo en lo que los pueda ayudar dígalo cantando (qué se yo, te mando unos biscotti un limoncello o lo que se les antoje)

3:09 p.m.  
Blogger Oswaldo Aiffil said...

Michele! Bueno saber de ti de nuevo. Como dice un viejo amigo mío: "ése cuento está mal echado", en esa descripción de los hechos faltan algunos episodios interesantes...esperemos que los cuentes en algún momento, je je je. Un abbracio caro amico!

3:18 p.m.  
Blogger Troka said...

Miguelacho, me alegra saber de ti y que todo marcha bien!!
Eso que dices de la actitud ante los imprevistos es importantísimo, porque como son acontecimientos que no estaban en planes te trastocan lo cotidiano, hay que tomarlo con suma ecuanimidad.

Con respecto al brazo y la rehabilitación solo puedo decirte una cosa, PACIENCIA, no desesperarte si de repente no puedes utilizar tu brazo como solías, las articulaciones se toman su tiempo, pero con constancia se logra volver a usarla apropiadamente.
Mi recuperación se tomó unos 4 meses, pero pasé de articular el codo de un 25% a un 100% siendo rigurosa conmigo misma (a pesar de sentirme frustada muchas veces) y obligándome a hacer los ejercicios hasta mejorar completamente.

Te dejo un fuerte abrazo y hasta pronto!!

4:07 p.m.  
Blogger IMAGINA said...

Supongo, aunque no lo dices, que esa cosa atravesada la pusieron los ciclistas que pasaron al principio, como una pequeña travesura ¿o no?.
La verdad es que te sonará muy extraño lo que te voy a decir: tuviste suerte de que te pasó en Holanda y no en Caracas, porque aquí además del golpe, te hubiesen robado el caso, la moto, el celular y la cartera....

Supongo que tendrás que hacer un poco de terapia ¿o no?
¿Cambió tu percepción sobre los médicos y los hospitales en Holanda?
Miguel, como tienes muchas cosas que contar alrededor de este incidente que por suerte acabó en anécdota, espero muy sinceramente que actualices post, por lo menos cada quince días. Somos hasta capaces de perdonarte que nos hables siempre de lo mismo. Con tu buen humor, te prometemos reirnos del chiste aunque nos lo cuentes cien veces.
Muack ♥ (besito en el codo).

5:42 p.m.  
Blogger |_Bonny_| said...

Hola Miguel, creo que son más de 7 tus fieles lectores, no subestime su blog.

De todo corazon, espero que mejore pronto, que la buena suerte lo acompañe siempre. Gracias a Dios en la vida siempre nos tropezamos con angeles, y usted tuvo la suerte de encontrarlos justo en el preciso momento.

Que se mejore pronto, Miguel.

6:26 p.m.  
Blogger Mariale divagando said...

Miguel, cuando se ha pasado por algo así, sólo se puede agradecer infinitamente porque no fue peor y porque encontraste la ayuda que necesitabas.

De verdad te deseo una pronta y efectiva recuperación.

Por acá seguiremos muy pendientes de ti.

Saludos!

10:32 p.m.  
Blogger Yashvé ♡ said...

Que mala experiencia, lo del accidente y todo eso... Que bueno que todo va mejorando.

Espero que sigas mejorando y que pronto estés como nuevo.. Te envío nuevamente mucho cariño y corazoncitos sanadores ♡. ♡. ♡.

1:34 a.m.  
Blogger Victor Escalona said...

Amigo Miguel: Que bueno que todo ha salido bien y solo ha quedado la anécdota y un yeso. Cuídate.

Saludos

2:46 a.m.  
Blogger Miriam Jaramillo said...

De visita en tu blog. Regresarre a leerte. Espero te recuperes pronto,hubiera podido ser peor. Con infinito respeto.

4:33 a.m.  
Blogger unocontodo said...

pana.... bueno verlo recuperándose y no queda otra sino la de ver como el tiempo es el que sana...

...y paciencia... y le echaste pierna a tipear con una mano este post, no?.

Saludos.

4:40 a.m.  
Blogger La Gata Insomne said...

ya lo dijo Imaginalacuerva
de haber sido aquí!!!!! quién sabe????

qué mala onda la de los chamos, aunque morí de risa con lo de "por qué se fue..."

eso debe ser super doloroso, menos mal que te salvaste del cirujano!!!

la inyectadora de caballo la conozco!!! no tiene otra descripción, se me derramó el líquido "senobial" o algo así y me lo tuvieron que sacar con semejante instrumento

gracias a Dios las cosas no fueron peores, ese casco!!!! qué importante

(sigo sin salir de mi asombro de pensar que en Amsterdan haya zagaletones capaces de esa estúpida ocurrencia

salud pues,y ya sabes, esa mano..... a descansar

un abrazo

9:02 a.m.  
Blogger Divina Cereza said...

Te ves genial Mi Querido Miguelito.
Cuídate mucho, saludos por casa.
Un mega abrazo :-)

5:54 p.m.  
Blogger Lycette Scott said...

bueno amigo, menos mal que todo está mejor ahora, eso es lo más importante

12:29 a.m.  
Blogger Hanna said...

Bueno, me parece que estas mejor, por lo memos tienes animo para contar como fue.

Besos y las mejoras.

1:15 a.m.  
Blogger Caty said...

Miguel! que "aventura"! Lo siento muuuuuuuuuuucho! Recupérate pronto!

(que bueno que te encontraste gente linda!)

9:03 a.m.  
Anonymous Paton said...

Coño tipo!!! palo e'susto
¿Habrá sido por pink floid? ;-)

Ya me contarás detalles este verano durante tu visita a Madrid. Yo pago los caffeses y pediré para ti una taza para surdo ¿te parece?

abrazos

4:07 p.m.  
Blogger Waipu Carolina said...

Hola Miguel,
Pasaba a saludarte y agradecerte por tus palabras en mi ausencia y veo que te pasó esta vaina.
Qué bueno que sólo quedó en un susto y que te recuperas.
Tienes muy buena cara y veo que eres un tipo positivo que sabe llevar las cosas con tranquilidad.
Que te mejores y salud!

4:31 p.m.  
Blogger Alleta said...

Miguel, sobre esos angeles que nos depara la vida en los momentos en que mas los necesitamos, escribi en uno de mis primeros post. Infaltablemente cada vez que los he necesita han aparecido!!!

Me alegro que ya estes mejorando, que no hayas necesitado cirugia y que el casco sea de tan buena calidad!!!

10:45 p.m.  
Blogger Joseín Moros said...

Aparte del dolor y todos los demás contratiempos, es una buena oportunidad, aún siendo zurdo.
Me pasó algo así en un brazo, y reaprendí como afeitarme, vestirme, cepillarme, escribir, correr (hacen falta los dos brazos para el balance), etc, etc, y después a manejar el dolor cuando vino la rehabilitación.
Sobre delegar tareas, fue un posgrado; me sirvió de mucho.
Descubrir nuestra fragilidad es una experiencia constructiva.
Feliz aprendizaje y pronta recuperación!

6:44 a.m.  
Blogger Er Migue said...

Te deseo una pronta recuperación y que estés en plena forma en breve, si este año vas por Gijón quizás nos veamos, ánimos……….

9:30 a.m.  
Blogger zel said...

Bueno, Miguel, lo peor ya pasó, así que ahora, ya sabes, recuperación y buenos ánimos, los siete y maaaaaas fieles lectores, estamos pendientes de como sigues. Aún recuerdo el día que llegué a tu espacio, y el banquito que presentabas... Besos, cuídate!

6:35 p.m.  
Blogger Day said...

Buenas noches Miguel,

-A estas alturas y terminando de leer toda esta experiencia,solo queda dejar unas letras fraternales de recuperación;-)
..y en otro sentido haber aprendido y vivido(no lo sabes hasta que no lo vives!)que el cualquier lugar del planeta nunca dejará de existir un ángel protector que esté allí resguardando un mal momento.

-Un beso.

9:38 p.m.  
Blogger Adriana said...

Bueno, menos mal que ya estás lo suficientemente bien para escribir, seguro te sale fisioterapia, tienes que hacerla, pues realmente eso es lo más importante para que quedes como nuevo...

Cariños

1:10 a.m.  
Blogger Yudith said...

Gracias a Dios, los Angeles de alla y de aca! Muy buena narracion, sencilla y amena. Falta poco! Saludos

5:58 a.m.  
Blogger Nany said...

Te dejo par de besos y veo como estas?
Sabes que veo tu foto y me impresiona la sonrisota con ese tremendo yeso!!!! Que valor.
Besos.
Cuenta como progresa el codo.

7:36 p.m.  
Blogger Katty Ka-Bum!!! said...

Que bien que estas mejor!!!!
Es verdad, todo puede cambiar de un momento a otro pero gracias a Dios no fue peor y saliste barato en esto.
Y bueno para delante miguelito, always look on the bright side of life.
Cuidate mucho, haz bien tu fisioterapia y que quede bien el codito.
Saludos y que te mejores!

5:51 a.m.  
Blogger Vanessa said...

Buenas tardes!!
Aunque muy poco comento, siempre visito tu blog en esta oportunidad dejo mi comentario para desearte que te recuperes pronto, y a seguir para adelante como decimos en venezuela pa´ lante es pa´ ya besos y cuidate!

6:36 p.m.  
Anonymous juegos online said...

Vaya hombre como siento lo de tu brazo, eres un tio majo! saludos

7:18 p.m.  
Blogger Oswaldo Aiffil said...

¿Todo bien por aqui? Esperando señales caro amico. Un abrazo grande!

5:21 a.m.  
Blogger Kira said...

Chamo que calentera no haberme enterado de esto en el momento... mea culpa... me he convertido en una mala lectora de blogs... metida en mis propios rollos... pero el cariño y la amistad son grandes de todas formas... y después de mi visita a ustedes en que me contaste que te chocaron y te diste un tortazo también, esta es la segunda que te pasa, más grave, y me pregunto si vas a esperar por la tercera...
Me imagino el susto no sólo tuyo sino de María y los chamos...
Bueno espero que ya estés bastante recuperado y que el brazo te quede chévere.
Un besotote.

8:56 a.m.  
Blogger IMAGINA said...

Espero que ya estés bastante mejor.
¿Ya puedes enrrollar los spaghetti con el tenedor?

Espero que sí♥

2:32 a.m.  
Blogger Rosa said...

Hola Miguel, ¿como va la evolucion?? todo bien espero. Ciao

4:27 p.m.  
Blogger Coco said...

me da gusto saber que tu recuperacion va bien...

y ahora en que te mueves?

un fuerte y caluroso abrazo.

bendiciones.

5:23 a.m.  
Blogger Dabart said...

Me alegra mucho que la recuperacion estè andando viento en popa!
..Por cierto, disculpa que te corrija: los primeros angeles no fueron las personas que llamaron la ambulancia... esos fueron los segundos angeles... Los primeros son los que te protegieron e hicieron que aun estas con nosotros para contarlo...
un abrazo fuerte

12:58 p.m.  
Blogger Euchy said...

Espero que estés mucho mejor.
Miguel, El Grande... lo tuyo es perfectamente comprensible, pero tus palabras, como siempre, se roban el show... honor es tenerte en mis enlaces, te lo he dicho y me encanta. GRACIAS

12:15 a.m.  
Blogger Ross said...

Feliz día de la amistad y el amor, Happy St. Valentine,Joyeuse St. Valentin y muchos rayitos de luz sanadores.

3:47 p.m.  
Blogger Julio said...

Bueno, saludos!! ¿Qué tal va todo? Esperemos que pronto puedas volver a escribir con soltura y a mover el codo perfectamente. La historia es de novela.
Un fuerte abrazo!

6:07 p.m.  
Blogger Cho said...

Auch! Pobrechito Miguel!
Espero que estés mucho mejor
Regresamos hace pocos días de nuestra amada Venezuela por lo que no había pasado por aquí a ver como iba todo.

Mejórate pronto y
♥♥ Feliz Día de San Valentín ♥♥

Un beso,

8:58 p.m.  
Blogger J-oda said...

QUe los ángeles te envíen a la tarapeuta de tus sueños (o de las pesadilas de María, jajajjaja)

En serio, mejorate lento pero seguro

(Me despido con un abanico cubriéndome el rostro de la verguenza)

PD: De “Since I've Been Loving You” a "por qué se fué♪, por qué murió ♫? NO PUEDO CONTIGO

5:36 p.m.  
Blogger Maléfica said...

topocho me comentó de tu accidente pero he estado metida de cabeza en un evento y no tenía ni tiempo ni energía de revisar blogs y menos de escribir comentarios.
Espero que estés muy bien y que a los de la reja les caiga ladillas para que sufran.
Un beso

12:01 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home