<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7560847\x26blogName\x3dPeor+es+Nada\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttps://peoresnada.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttps://peoresnada.blogspot.com/\x26vt\x3d8853004166748984398', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

lunes, 9 de octubre de 2006

Ni gatos, ni cacos

Esta mañana al levantarnos, descubrimos que la puerta de la casa se había quedado toda la noche abierta de par en par, mi esposa, al percatarse de la grave situación, salió corriendo a la cocina, y yo detrás de ella, después de chequear se volteo y con un ademán de tranquilidad me dijo: "Menos mal que no entró ningún gato que nos armara el gran desastre con la basura".

Pues ni gatos, ni cacos, definitivamente por estos lados se está muy tranquilo y seguro.

5 Comments:

Blogger Oswaldo Aiffil said...

Aqui en Caracas hubieses encontrado la basura intacta (sin el recipiente, claro) y algunas cositas menos en la nevera, y en el resto de la cocina. ¿los gatos? ellos esperan a que los cacos salgan, no vaya a ser que los cocinen al salmorejo, je, je, je. Saludos Miguel!

12:38 p.m.  
Blogger Jacqueline said...

En defensa de los gatos:
Aquí los que registran la basura son los mapaches y las ardillas!!!

Nosotros estamos aprendiendo a vivir de OTRA MANERA: las niñas salen a visitar a sus amigas en bicicleta, se van al parque solas, dejamos las puertas abiertas de la casa todo el día, el carro no tiene seguros ni alarmas, etc... Viniendo de Caracas nos ha costado mucho, pero ahí seguimos, en la universidad de la CALIDAD DE VIDA... fajados aprendiendo.

2:53 p.m.  
Blogger Tesne said...

es una pena tener que irse del país para poder tener una calidad de vida así.

9:20 p.m.  
Blogger Curiosa said...

Jajajajajajaja Diosssssssssss preocuparse porque los gatos no hayan entrado luego de una noche entera con la puerta abierta debe ser riiiiiicccooo jajajaja
Que triste de verdad, tan triste que me dan ganas de reir. Ni modo, nosotros estaremos pendientes de los ladrones aqui jijij.
Con decirte que en el supermercado escuché en estos dias que los ladrones se le metieron a una señora por la ventana y la desvalijaron, pero eso no es lo peor. Lo peor es que la señora vive en un piso 7...o seaaaaaaaaa, por la ventana de un edificio de 10 pisos a un piso 7.
Tranquilos por alla y sigan preocupandose por los pobres gaticos ;)

12:51 a.m.  
Blogger El Trimardito said...

Amigos si hubiera sido aquí en Venezuela, por lo menos en mi casa, nos desvalijan todo, mientras todo el mundo duerma a pierna suelta, nadie se va a parar a ver que pasa, además si los ladrones te ponen un poco de la llamada burundanga, es capaz que me abusan y ni me entero. De verdad tremenda calidad de vida, lástima que tuvieron que ir tan lejos para encontrarla.
Saludos.

12:31 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home