<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7560847\x26blogName\x3dPeor+es+Nada\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttps://peoresnada.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttps://peoresnada.blogspot.com/\x26vt\x3d8853004166748984398', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

miércoles, 31 de mayo de 2006

Querido viejo



Viejo, siempre he estado muy orgulloso de ti, tú si que has sido un verdadero "fuera de serie", se que las pasaste bien canutas, pues desde muy joven, te tocó pasar por pruebas que muchos no hubieran superado, tú en cambio te mantenías como si nada, pasándoles por encima y dándole esperanzas y fortaleza a los demás con tu permanente sonrisa y buena actitud.

Cuando aún eras tan muchacho que podías jugar a los soldaditos, te tocó ir a la gran guerra, la de verdad, donde la gente moría y hasta había que matar de ser necesario, recuerdo cuando me contaste como te aliviaste cuando los ingleses te hicieron prisionero de guerra en Sudáfrica. ¿Por qué ibas a estar en el frente arriesgando tu pellejo por una guerra que no era tuya? Y mucho menos del lado de los fascistas, ese definitivamente no era tu bando. Lo que no sabías era lo que te esperaba al estar en ese campo de concentración, sacrificaste siete años de los mejores de tu juventud, pasando necesidades, pero gracias al manejo del inglés que tenías y a tus habilidades de conductor de camiones y de motos, lograste mejorar tu situación, no te trataron mas como un simple prisionero, si no como un colaborador mas, eso es ser inteligente, pues tenías muy pocas oportunidades de estar mejor.

Al terminar la guerra todo estaba demasiado mal en Italia como para quedarte, te tocó abandonarlo todo para venirte a tu nueva patria, Venezuela. Apostaste por un futuro mejor, te viniste solito, con un papelito, en el un nombre y un teléfono, al poco tiempo, con solo un trabajo, un sitio para dormir y un montón de sueños te trajiste a la vieja Filo, a Mario y a Carmelina, mis dos queridos hermanos, luego fuimos todos muy felices en esta nueva patria que los adoptó sin miramientos y con respeto.

Cuando todos nos estabilizábamos y afianzábamos, el futuro te tenía preparado el gran revés de tu vida, todo estaba “sobre ruedas”, así sin ton ni son, en un ridículo accidente, el mar se lleva a Carmelina, tu princesa, con solo catorce años, a un mes de cumplir quince, nos abandonó dejándonos a todos totalmente trastocados. Aún hoy me pregunto como hiciste para no derrumbarte y conservar tu alegría y el estímulo por la vida, tu peremne sonrisa y tu actitud positiva, terminó empujándonos a todos, sacándonos del marasmo en el que habíamos caído.

Luego, después de un tiempo, muy contento por tener ya a tus dos hijos encaminados con sendas carreras por delante, un día en los que tu trabajo menguaba y para ocuparte en algo, fuiste a llevarle flores a tu hija en el cementerio y a hacer algún mantenimiento a su tumba, de regreso a casa, las arterias de tu cerebro te jugaron una mala pasada, mermando tus capacidades motoras, pero ni un ápice tu fortaleza, ni tu ímpetu por la vida, ni tu deseo de vivir y ni tu compromiso de hacer feliz a tu familia y a los que te rodeaban, fuiste muy valiente, nunca te quejaste, tu expresión favorita “pa’ lante”, tu respuesta “poco a poco” y así siempre sonriente y plenamente feliz pasaste los últimos años de tu vida, junto a nosotros y a tu eterna novia Filomena, eso papá si que fue un matrimonio perfecto, ustedes siempre tenían de que hablar, siempre tenían un plan para hacer, siempre que caminaban se tomaban de las manos, siempre tenían oportunidad de verse directo a los ojos, y con ellos decirse todo lo que se les podía ocurrir. Ustedes si que eran unos fenómenos de verdad.

Aún recuerdo la gran alegría que significaba todos los días tu llegada a la casa del trabajo, salíamos todos a esperarte en la puerta del edificio, te recibíamos con los brazos muy abiertos para besarte y decirte cuanto te queríamos, nos encantaba que nos echaras los cuentos de lo que te había sucedido durante el día, de tus nuevos planes para el futuro, de ver si nos habías traído alguna bolsa de recortes de Carlton, Susy o Cocosette de la Savoy de Sabana Grande.

Hoy te quiero decir querido Ugo, que Mario y yo hemos capitalizado todas tus enseñanzas, cada día tratamos también de transmitírselas a nuestros hijos, ojalá que tengamos nosotros con ellos el mismo éxito que tú tuviste con nosotros.

En estos días se cumplieron 10 años de tu partida, me parecen demasiados, lo que si te quiero decir es que no te has ido, estás vivo dentro de cada uno de nosotros, de tu familia y de los que te conocieron.

Espero que no te moleste que publique esto en mi blog, me encantaría saber que después de 10 años de tu partida, aún alguien pueda conocer a una persona tan especial como tú.

28 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Miguel. Qué bonito pana.
:)

4:55 p.m.  
Blogger stelle said...

Que linda historia. Gracias por compartirla. Seguro que lo harás muy bien con tu familia.
Que estes bien...

5:32 p.m.  
Blogger Jacqueline said...

Bueno, Miguel, me va a dar algo de la llorantina que tengo en este momento. Como hija de europeos que emigraron a Venezuela, siento mucha empatía por la historia de tu papá. Qué bárbaro, 7 años preso y todo lo demás. Qué bello lo escribiste.
Mua!

6:00 p.m.  
Blogger Nelson said...

Que noble escrito a una persona seguramente fuera de serie....

Te felicito por este hermoso tributo brindado a quien con paciencia y cariño llevo adelante lo que ahora eres.

Un abrazo.

Nelson

7:05 p.m.  
Blogger Troka said...

Incontenible el llanto en los ojos al leer tan hermosa y ejemplarizante historia contada por un hijo amoroso.
Muy bonito!

7:10 p.m.  
Blogger Lycette Scott said...

Una gran manea de recordar y de hacer un tributo a quien seguramente fue una gran persona

8:34 p.m.  
Blogger Melissa CookingDiva said...

Los recuerdos de los bueno (y los malos tiempos, pues todo no es color de rosa en esta vida), es lo que nos queda cuando alguien querido se aleja. En nuestros corazones, allí...siempre seguiran vivos!
Un abrazo grande desde Panama!
M

9:13 p.m.  
Anonymous falconiano said...

Conmovedora y hermosa la historia de tu viejo. Gran post.

Salud

11:49 p.m.  
Blogger Miguel Pinto said...

Muchas gracias a todos por sus comentarios, seguro que el viejo estará con una gran sonrisa, como siempre, donde quiera que esté.

12:35 a.m.  
Blogger Consuelo said...

Sientete orgulloso de una historia tan hermosa y tan bien contada. Sin duda alguna tu mejor capital y segura estoy que pasara a tus hijos y a los hijos de tus hijos.

Un abrazo fuerte desde Venezuela.

1:11 a.m.  
Blogger Victoria said...

Gracias por compartir la historia de tu papa con nosotros. Me hiciste recordar que mi papa (que tambien nos dejo hace un tiempo) tambien nos traia recortes de la Savoy de Sabana Grande, lo tenia totalmente olvidado, gracias tambien por recordarme esto.

1:37 a.m.  
Blogger AnGe!... said...

Dios lo tenga en su santa gloria, él seguro desde donde está se siente muy orgulloso de haber tenido un hijo tan especial y noble como tú!

Gracias por compartir tan lindas palabras!! Besitos!! ^^

2:38 a.m.  
Anonymous Yadi said...

Estas personas tan especiales definitivamente no mueren...siempre viven en nuestros recuerdos y en las enseñanzas que dejaron en nosotros.
Yo prefiero pensar que están de viaje y algún día los volveremos a ver.
Besos

1:21 p.m.  
Blogger Miguel Pinto said...

Yadi, AnGe!, Victoria y Consuelo, sus palabras tan bonitas me hacen pensar, que hice bien en poner esta corta historia de papá en el blog y compartirla con todos ustedes.

Muchas gracias.

2:17 p.m.  
Blogger Cesar Vo said...

Miguel,

Siempre he pensado en la ciencia como un proveedor inagotable de respuestas. Esa fuente está llena de cosas tangibles, de 0s y 1s, de senos y cosenos, de tangentes y secantes, de integrales y derivadas, en fin de todo aquello que es demostrable. Ahora, que pasa cuando eso no sirve para encontrar soluciones o para explicar algún fenómeno que nos inquiete?. Es entonces cuando el arte aparece, un proveedor aun mas sublime e intangible que por lo general nos da mas pregunta que soluciones, en todo caso todo esto viene a mi memoria porque al leer tu post solo podia pensar en dos canciones que "modelan" de manera perfecta tu reflexion. Una muy conocida y cuya letra anexo abajo (Piero, Mi Viejo) y otra que sé te moverá aun mas tu fibra de hijo, de hermano y de padre y que espero que escuches aqui:
http://cesarvo.blogspot.com/2006/05/vivir-orgulloso_12.html

Saludos,
CV


Mi viejo

Es un buen tipo mi viejo
que anda solo y esperando,
tiene la tristeza larga
de tanto venir andando.
Yo lo miro desde lejos,
pero somos tan distintos;
es que creció con el siglo,
con tranvía y vino tinto.

Viejo, mi querido viejo,
ahora ya camina lerdo,
como perdonando el viento.
Yo soy tu sangre, mi viejo;
soy tu silencio y tu tiempo.

Él tiene los ojos buenos
y una figura pesada,
la edad se le vino encima,
sin carnaval ni comparsa.
Yo tengo los años nuevos
y el hombre, los años viejos;
el dolor lo lleva adentro
y tiene historia sin tiempo.

Viejo, mi querido viejo,
ahora ya camina lerdo,
como perdonando al viento.
Yo soy tu sangre, mi viejo;
soy tu silencio y tu tiempo.
Yo soy tu sangre, mi viejo;
yo soy tu silencio y tu tiempo.

2:42 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

Panas, qué bolas, estas cosan son las que hacen que apreciemos más a los papás que aún viven, yo al mío lo adoro, es un luchador y un gran amigo.
Besos para todos

3:46 p.m.  
Blogger Zulmy García said...

Miguel, me conmoviste.. justo en este momento a mi viejito le están haciéndo una tomografía en la aorta. Casi se nos va hace 13 años, le colocaron una válvula y allí está.. cada vez que le toca control nos quedamos con la respiración aguantada, hasta que nos dicen que todo sigue bien..
Es fuerte

5:52 p.m.  
Anonymous Adriana said...

Miguel por eso eres así, por eso tus hijos serán así, con gente así no podemos perder las esperanzas, estoy segura que desde el cielo está orgullosísimo de tí.


PD: Aquí estoy escondiendo las lágrimas en la oficina...

10:04 p.m.  
Blogger Daniella said...

Miguel gracias por compartir esa historia de tu padre tan bonita e interesante :) ...

7:45 a.m.  
Blogger A Calcines said...

BUeno Miguelucho,que te puedo decir, el mio partio cuando yo tenía 14...Aun sostengo que es mejor vivirlo hasta que estas grande que cuando se te va sin haber compredido muchas cosas...pero así es la vida, todavia yo lo extraño...Los que tienen a sus viejos vivos, que los disfruten al máximo no dejen de decirles cuanto los quieren yo creo que no se lo dije lo suficiente para que no me dejara cuando más lo necesitaba...

3:15 p.m.  
Blogger RomRod said...

que orgullo Miguel... como decimos acá ese papá tuyo si era un palo de hombre!

abrazos!

5:46 p.m.  
Blogger Coco said...

Miguel,
Gracias por compartir los bellos recuerdos de tu padre.

Desde el cielo, tu padre esta orgulloso de ti y tu hermano : )
Y no importa donde te encuentres, tu padre te cuida y protege.

Un fuerte y caluroso abrazo.
Cuidate!

7:45 a.m.  
Blogger Bolboreta said...

Gracias por compartir a un gran padre
¡Besos!

2:18 p.m.  
Anonymous acidbean said...

Mi viejo tambien es un emigrante italiano y no sabes como me he identificado con tu historia, lamentablemente el destino ha hecho que yo me separe de mi viejo a la misma edad que lo hizo el con su familia......... y todos los dias alimento ese amor paternal que tanto me dio..... espero tener la capacidad de transmitirselo a mis hijos, con los mismos valores y la misma fuerza con que lo ha hecho il mi babbo con me.....!!
Vai avanti col blog che è veramente bello...!
Acidbean

3:46 p.m.  
Blogger Curiosa said...

Con los ojitos humedos puedo decirte que estoy segura de que esta muy orgulloso de ti!

4:07 p.m.  
Blogger Evelyn said...

Otra vez muchas gracias Miguel por compartir esas experiencias conmigo (con quienes te leemos pues).

6:35 p.m.  
Blogger Azul... said...

Precioso... me dejaste emocionada y sin palabras...

Con razón eres como eres...

Bessitos, paisanísimo bello

12:57 a.m.  
Blogger Caty said...

Tan bello tu papa! y tu! gracias por compartirlo. A mi también me hace mucha falta mi papa. Tal vez estan jugando domino los dos..y con el papa de Vicky..(es algo que me gusta pensar)

Un beso grande

1:43 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home