<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7560847\x26blogName\x3dPeor+es+Nada\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttps://peoresnada.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttps://peoresnada.blogspot.com/\x26vt\x3d8853004166748984398', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

martes, 5 de abril de 2005

Ritos por el fallecimiento del Papa



Luego de fallecido Juan Pablo II se han puesto en marcha una serie de ritos, basados en la tradición o normas aprobadas por los Papas a lo largo de los siglos.

Lo primero ha sido certificar la muerte del Pontífice. El cardenal camarlengo, que actualmente es el español Eduardo Martínez Somalo, ha sido el encargado de verificar que el Papa ha muerto y de retirarle del dedo el "Anillo del Pescador", símbolo del poder pontificio, que es la señal de que el reinado ha concluido.

Certificación de la muerte del Papa
En los primeros siglos, para saber si el Papa se estaba muriendo el médico aproximaba a sus labios una vela encendida. Si la llama se movía significaba que aún conservaba un hálito de vida. La operación se realizaba varias veces hasta que la llama permanecía inmóvil.

Actualmente las técnicas han cambiado y lo que se hace es determinar la defunción con los métodos habituales. Una vez que el médico (antiguamente el arquiatra) confirma la defunción del Papa el prefecto de la casa pontificia anuncia oficialmente la muerte: El Papa ha muerto.

Todos los presentes se arrodillan y comienzan los primeros responsos. Después, por orden jerárquico se acercan al cadáver, y besan la mano del difunto Pontífice.

Velatorio
Inmediatamente comienza el turno de vela por parte de los canónigos penitenciarios. Se encienden cuatro cirios a los pies de la cama y se coloca un acetre con agua bendita y el hisopo con agua bendita junto al lecho mortuorio para los responsos de los prelados visitantes.

Llegada del camarlengo
El cardenal camarlengo, que viste de violeta (color de luto), quien es la más alta autoridad de la Iglesia, mientras no exista Papa, entra en la habitación escoltado por un destacamento de la Guardia Suiza con alabardas, símbolo de la nueva autoridad, para asegurarse oficialmente de la muerte del Pontífice.

Retirada del pañuelo que cubre el rostro
En presencia del maestro de ceremonia y de los prelados de la casa pontificia, el camarlengo se acerca a la cama, retira el pañuelo que cubre el rostro del Papa e inclinándose hacia el difunto llama tres veces al Papa por su nombre de pila.

El martillo de plata
Después golpea su frente con un pequeño martillo de plata y mango de marfil. Luego de verificar dice "vere papa mortuus est" (de verdad el Papa ha muerto).

Machacar el anillo del pescador
A continuación retira del dedo el anillo del Pescador, símbolo del poder pontificio. Esta es la señal de que el reinado ha concluido. El anillo será machacado junto con el sello de plomo del Papa ante los cardenales. Se hace para evitar cualquier eventual falsificación de documentos papales.

Anuncio
Inmediatamente después el camarlengo informará al cardenal vicario de Roma que el Obispo de Roma ha muerto. El cardenal vicario, en este caso Camillo Ruini, lo hará saber a la Ciudad Eterna.

Levanta el acta de defunción
Después el notario de la Cámara Apostólica levanta acta y las campanas de San Pedro doblan a muerto, anunciando al mundo y a Roma la muerte del Papa.

Embalsamadores
A continuación el cuerpo del Papa es entregado a los embalsamadores. Salvo que el Papa haya solicitado lo contrario, el procedimiento exige que se le extraigan las vísceras, que son depositadas en urnas que se conservan en la cripta subterránea de la iglesia de San Vicente y San Anastasio, frente a la Fontana de Trevi, en Roma.

Fotografías prohibidas
La normativa vaticana prohíbe fotografiar al Papa muerto o grabar sus palabras. El camarlengo dará permiso para que se hagan fotos oficiales, pero siempre que esté ya revestido con los hábitos pontificios.

Traslado a la Capilla Sixtina
Una vez embalsamado se le reviste con sotana blanca y la mitra y es llevado a la Capilla Sixtina escoltado por prelados y cardenales con cirios. Es colocado debajo del Juicio Final, donde los fieles le rendirán el último tributo.

Por la noche, una vez cerrado el Portón de Bronce, el cadáver del Papa es entregado a los canónigos de San Pedro que le revestirán con los hábitos pontificios (sotana blanca, amito, roquete de encaje, manípulo, estola, dalmática roja y dorada y una casulla de color rojo y oro, así como la mitra episcopal.

Traslado a la basílica de San Pedro
Al día siguiente es trasladado a la basílica de San Pedro donde es colocado en un catafalco, delante del altar de la confesión. Allí permanecerá tres días antes de las exequias, que desde la muerte de Pablo VI y Juan Pablo I se celebra en la plaza de San Pedro, ante la presencia de presidentes, reyes y personalidades de todo el mundo.

Exequias
Es llevado hasta el lugar en una solemne procesión encabezada por el cardenal decano y el camarlengo, mientras los coros entonan Libera me, Domine, de morte aeterna (líbrame Señor de la muerte eterna).

Triple ataud y enterramiento
El cuerpo del Papa es colocado en un féretro de ciprés forrado de terciopelo carmesí y encajado en otro de plomo de cuatro milímetros de espesor, a su vez encajado en otro de madera de olmo barnizada.

Un prelado lee los hechos más importantes de su pontificado y al final mete el pergamino en un tubo de cobre que se introduce en el féretro junto a un saquito de terciopelo con monedas y medallas de su pontificado.

Después los camareros sellan la caja de ciprés y la de plomo y colocan la de olmo. Sobre esta última colocan un simple crucifijo y una Biblia abierta.

El féretro suele pesar 500 kilos y es llevado al final de la ceremonia en un carro fúnebre hasta el Altar de la Confesión, donde por medio de poleas es descendido hasta la cripta vaticana, donde permanecerá hasta que se disponga su sarcófago definitivo. (EFE)

18 Comments:

Blogger Gaviota said...

wow que proceso! ni idea de todo esto.
En verdad, que la muerte del papá es una gran perdida para toda la humanidad independientemente de la religión o no religión que profesemos.

12:41 a.m.  
Blogger DovMD said...

Buena recopilación pana; sólo dos cosas:

1.- EL rito del martillo ya no se aplica, simplemente se llena el formulario y se anexa el certificado de defunción médico.

2.- Las vísceras ya no se retiran, se inyecta formaldehído en las vías sanguíneas y listo... Una familia italiana tiene años encargandose de eso...

Saludos pana,

1:37 a.m.  
Blogger milsabores said...

Gracias por la información. ¡Me gusta tu blog!

1:39 a.m.  
Anonymous Ana Virginia said...

Interesante conocer la cantidad de protocolos inútiles que solo sirven para retardar que el pobre hombre finalmente descanse en paz. ¡Que arrecha es la mafia de la iglesia!... Ta' chévere tu blog, me gusta las cosas que publicas. Te felicito, sigue asi. Chao, un beso.

1:40 a.m.  
Blogger Miguel Pinto said...

DovMD, gracias por la aclaratoria, yo pensaba que aún con la modernidad todos los ritos se cumplían a cabalidad, es bueno saberlo.

Saludos y suerte,

1:42 a.m.  
Blogger La beba said...

me gusta tu blog... es pavo hay distintas maneras de ver las cosas... :D

2:37 a.m.  
Blogger beetle said...

Yo también creía que todo eso se hacía todavía. CNN lo decía a cada rato, lo del martillo de plata lo escuché varias veces.

Siempre visito tu blog, aunque comento poco. Estoy siempre pendiente de algunas impresiones de tu restaurante...

saludos,

2:40 a.m.  
Blogger Tesne said...

si que es un proceso

4:12 a.m.  
Blogger lateka said...

Hola Miguel. Muy ilustrativo tu post.
Yo también leí en BBC mundo lo del martillo o mazo de plata, con el cual además de asegurar la muerte del Papa, posteriormente se destruye el anillo del pescador en presencia de los cardenales.
Saludos

4:59 a.m.  
Blogger beetle said...

Miguel lei el comentario de tu carrito, tengo un amigo que le paso igual al salir de una fiesta: rascado se fua a su casa en cola, y al dia siguiente... emergencia pues todos creian que se habian robado el carro... cuando el pilas de mi amigo lo habia dejado en la fiesta... LOCOS !!!

Saludos,seguimos en contacto,

3:57 p.m.  
Anonymous Adriana said...

Sí realmente todo esto está cargado de un muy rígido protocolo y un buen toque de misterio, propio del Catolicismo

Saludos

4:57 p.m.  
Blogger SunriseTkila4Two said...

Hola Miguel! Muy buen post! Los ritos son capitulo aparte de este acontecimiento, aqui se ha comentado que los jovenes estaran muy atentos a ellos, pues es el unico Papa que han conocido durante su corta vida.
Saludos desde Los Angeles!

1:36 a.m.  
Blogger cris said...

¡Que de cosas hacen falta para que te dejen descansatr en paz!
Por eso yo he dicho que a mí me pongan a la parrilla, vuelta y vuelta, sin más...(claro que yo no soy Papa)

9:54 a.m.  
Blogger mardevientos said...

Leo leo, y de verdad son demasiados los ritos, que, por suerte, en este caso, no se llevaron todos a cabo...
Saludos Miguel,
Mar

10:55 a.m.  
Blogger Kira said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

2:12 p.m.  
Blogger Kira said...

No sabía de todo este ritual. Creo que a muchos se le pierde de vista el impacto que ha tenido el Papa en el mundo de hoy. Lo carismático de su mensaje de paz y su compasión. Rescató en el cristianismo moderno la idea de la acción para propagar el mensaje cristiano... eso es de admirar independientemente que se compartieran o no sus puntos de vista en otras cosas.

2:14 p.m.  
Blogger Gabriel said...

Antes de morir, es más, desde 1996, cuando se le declaraba el mal de Parkinson, el Papa Juan Pablo II escribió la Constitución Apostólica Universi Dominici Gregis sobre la vacante de la Sede Apostólica y la elección del Romano Pontífice, donde deja escrito paso a paso los procedimientos tras su muerte y la final elección de su sucesor.
En ese documento se deja con lujo de detalles los métodos que deben cumplirse a partir de que el Pontífice da su último aliento.
En principio el fallecimiento de Su Santidad debe ser certificado por un médico, pero en ese momento la tradición dice que el Camarlengo deberá situarse frente al lecho de expiración y golpear con un pequeño martillo de plata la frente del Santo Padre, mientras le llama tres veces por su nombre de pila.
A continuación, el vicario de Roma comparecerá en la televisión pública italiana para anunciar oficialmente la defunción del Papa. Y aunque gracias a la tecnología es probable que los purpurados se enteren casi simultáneamente que el mundo, la Santa Sede enviará a todos los miembros del Colegio Cardenalicio un telegrama convocándoles al cónclave. En la última ocasión, el texto rezaba: “El Papa ha muerto, ven de inmediato”.

Pienso que has realizado una excelente investigación y sólo te agregaría lo siguiente : Los llamados camareros se llaman en realidad "sediarios", que en ritos anteriores eran los encargados de trasladar al Papa en la supuesta silla que Carlo Magno utilizaba como trono ( Silla Gestatoria ), rito que fué eliminado por Juan Pablo II.
Por cierto que el anterior Papa no italiano era de origen holandés, en 1522, Adriano VI....

4:36 a.m.  
Blogger Miguel Pinto said...

Muchas gracias Gabriel, de verdad todo un tratado, muy interesante lo de la "Silla Gestatoria", no lo sabía, ni tampoco lo del Papa holandés Adriano VI. Gracias por este comentario tan completo.

1:53 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home