<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7560847\x26blogName\x3dPeor+es+Nada\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttps://peoresnada.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttps://peoresnada.blogspot.com/\x26vt\x3d8853004166748984398', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

lunes, 6 de marzo de 2006

"Ellas" tienen la culpa

Peleas de pareja afectan al sistema circulatorio

Washington._ Las peleas entre casados son perjudiciales para el corazón de ambos, pero si él o ella tiene afanes de control excesivo sobre su cónyuge, las consecuencias para el marido pueden ser peores.

La Universidad de Utah (EEUU) ha realizado un estudio científico en el que se señala que la ateroesclerosis, o endurecimiento de las arterias coronarias, es más probable en las esposas cuando sus maridos son agresivos, pero más común en los hombres cuando uno, o los dos, trata de controlar la situación.

"Las mujeres hostiles corren el riesgo de sufrir aterosclerosis, especialmente si sus maridos también lo son", afirmó el profesor Tim Smith, cuyo estudio será presentado en la reunión anual de la Sociedad Psicosomática de EEUU.

"El nivel de dominio o control tanto del marido o de su cónyuge no está vinculado a la salud cardíaca de la mujer. Por otra parte, la agresividad, tanto de él o de ella, no estuvo vinculada a la aterosclerosis masculina", señaló el científico y difundió Efe.

Sin embargo, el comportamiento dominante tanto de él como de ella sí estuvo relacionado con una mayor incidencia de la ateroesclerosis en los maridos, agregó.

La conclusión sobre la relación psicosomática de las rencillas conyugales fue extraída en un estudio realizado entre 2002 y 2005 a 150 parejas de entre 60 y 70 años en las que uno de los cónyuges era cinco años mayor o menor que el otro.

A cada participante se le pagaron 150 dólares, recibiendo al cabo de los estudios un examen de tomografía por computadora para determinar la calcificación arterial, que puede causar un ataque cardíaco.

Frente a frente y en una sesión grabada, se pidió que la pareja discutiera el tema más controvertido de su relación, como las finanzas matrimoniales, el cuidado de los niños, las vacaciones o los quehaceres hogareños, entre otros.

En ese enfrentamiento de unos seis minutos se escucharon comentarios hostiles como: "a veces eres muy estúpido" o "eres negativa todo el tiempo". Una frase dominante fue "no quiero que hagas eso" o "tienes que hacer esto".

Según Smith, los comentarios pasivos fueron: "esa es una buena idea, hagámoslo". Otro no tan amistoso fue: "si para ti es importante, haré lo que digas"; y uno más agresivo: "haré lo que quieras si me dejas en paz".

Una vez analizados los datos y los exámenes tomográficos, los investigadores determinaron que cuanto más hostiles eran los comentarios de las mujeres mayor era la calcificación de sus arterias.

Los niveles más altos de calcificación fueron encontrados en "mujeres que tenían un comportamiento hostil en una relación con maridos que también eran hostiles", según Smith. El estudió también arrojó otros resultados relacionados a la relación entre parejas de diverso sexo.
(eud.com)

1 Comments:

Blogger La Hija de Zeus said...

Leimos el mismo artículo?
ELLOS tienen la culpa..

4:16 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home