<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7560847\x26blogName\x3dPeor+es+Nada\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttps://peoresnada.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttps://peoresnada.blogspot.com/\x26vt\x3d8853004166748984398', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

miércoles, 18 de abril de 2007

Hasta pronto


En mi breve estadía de veintiún días en Caracas, protagonicé muchas historias que hablan en primera persona de reencuentros, ¡que bella palabra! Que se inserta con naturalidad y fluidez en relatos bonitos e inspiradores.

Reencuentros con amigos entrañables, que con solo vernos directo a los ojos, surgieron espontáneamente lágrimas de alegría intensa y sincera, combinándose con sonrisas nerviosas y abrazos tan fuertes, que inevitablemente permanecerán por siempre en el recuerdo.

Reencuentros en los que la razón y el estímulo de la distancia y la separación, provocaron el olvido de las diferencias políticas que motivaron absurdos distanciamientos, terminando en efusivos abrazos y promesas de próximos encuentros, donde quiera que estos sean, como debe ser, pues la amistad no conoce límites.

Reencuentros con familiares, de los que me siento muy orgulloso, por lo valiosos que son todos. Mis sobrinos, los dos grandes ya graduados de la universidad, Mauricio y Giancarlo, exitosísimos ambos, con un futuro brillante, los dos se desenvuelven por el mundo entero con una facilidad pasmosa, ahora mismo están en Canadá. Los dos medianos Gianni en bachillerato, muy buen estudiante, serio, responsable pero divertido. El inefable Angelo, inteligente, atlético, simpático y preguntón como todos, pues necesita aprender y lo hace entre otras cosas, nutriéndose de lo que la gente le responde. Y Santiaguito el pequeño, el pilas, incansable y divertidísimo. De ojos vivaces y permanente sonrisa. Eso si, no para, pero y para que va a parar, si así es que es bueno. Mi hermano Mario muy cercano, con quien compartí muchos almuerzos caseros irrepetibles y ratos inolvidables, quien me apoyó sin condiciones. Mi primo, el tocayo Miguel Sanseviero, quien fue una muy valiosa compañía. Y paremos de contar, poco tiempo y muchas vivencias.

También tuve un importante reencuentro con la ciudad en la que nací y en la que viví toda mi vida, visité como cualquier turista, el Centro, vi con alegría la Plaza Bolívar de siempre, bonita y cuidada, el Capitolio, La Catedral de Caracas, la Plaza El Venezolano en la esquina de San Jacinto, estupenda, restaurada, con su reloj de sol, exacto como siempre. No me cansé de ver El Ávila en todo momento; cuando las cosas estaban tranquilas y había un huequito por donde verlo, seguro que allí estaba yo admirándolo y atesorándolo dentro de mí, para llevármelo aunque sea en el recuerdo, claro y también en las innumerables fotos que le tomé. Estuve mucho en La Candelaria, que no está muy bonita, aunque si mucho mejor de cómo la dejé hace dos años y medio, con su atmósfera particularmente agradable y sus buenos restaurantes de siempre. Dígame la UCV, me regodeé caminando por sus pasillos techados, la plaza del rectorado, la tierra de nadie, como en mis buenos tiempos, la disfruté casi toda, la Facultad de Ciencias, mi casa, la de Farmacia, la de Ingeniería, tomé también muchas fotos, me la quería llevar toda, aunque fuera en imágenes.

Me consintieron hasta mas no poder. Estuve en el Litoral comiendo pescado frito divino, me llevaron a El Ávila a comer en Casa Pakea, comida vasca, ciertamente estupenda, este paseo además me permitió ver a Caracas desde allá arriba. Me llevaron al Avila Tei, increíble calidad, esto si que es lo máximo, como también lo es El Alazán. Estuvimos en la Caracas de Antaño, creo que se llama así, queda en Las Mercedes y me comí una cachapa que aún recuerdo. Me invitaron al restaurante italiano Il Successo, en El Hatillo. En resumen, me llevaron a un montón de partes, cosa que me llena de orgullo, pues me hace sentir que mi gente me quiere un montón.

La visita que le hice a mi padrino Giuseppe Onorato, me permitió corroborar mi profunda admiración por él y su bella familia, cultos, todos suavecitos, de trato amable, de mucho valor humano. Me invitaron a compartir con todos ellos el almuerzo del día de pascua, al mejor estilo italiano, como lo hacíamos en mi casa con mis padres y hermanos. Esto para mi tiene un valor inestimable y lo agradezco mucho, pues me recordó a los propios y me sublimó a niveles de éxtasis por lo exquisito de la comida y el rato compartido. Padrino, espero que se pueda repetir muy pronto.

Estuve en varios encuentros blogueros donde me conseguí con gente muy valiosa, simpática, culta y muy agradable. Comí torta de zanahoria con mi amigo Oswaldo Aiffil del blog Así pienso tu que dices, y con mucha alegría vi como se sumaron espontáneamente a esta reunión Maléfica. Igualmente lo hizo mi amiga Cereza de Impulsos y Sentidos y luego Topocho de topochoblog, compartimos una velada muy saludable en el medio de la ley seca.

Así mismo estuvimos en otra reunión con la estupenda Curiosa, de Curioseando, inteligente y emprendedora. Luego se sumaron Lita y María Solita de Chorro de Escape, de las que quedé locamente enamorado, así mismo se acercaron al café Habana del Centro San Ignacio, Depeco y otra amiga bloguera que no recuerdo quien es. También Novato y Modulor. Esta fue una reunión muy amena donde compartimos cafés, chocolates y alfajores. Después yo tenía un compromiso en One, un piso mas abajo, pues había sido invitado a una rueda de prensa de Fun Race 4X4, y allí me encontré casualmente con Elisart y Hugo de Que te puedo decir Y cuando ya todo estaba casi terminando reconocí a Fran de Fran en gotas con quien compartí unos güisquis. Increíble, pero estos tres últimos encuentros fueron gracias a la suerte y el azar, y es que cuando las cosas se van a dar, simplemente se dan. También conocí a la muy agradable amiga Yolanda, del blog Yolanda Fernández dice, con quien compartí en su hogar un exquisito jugo de piña y un rato ameno y relajante.

Y en este devenir de reuniones blogueras, imagínense que hasta me di el lujo de ir a la fiesta de cumpleaños de mi adorada vecinita de aquí en HolandaWaiting for Godot, con piñata de adultos incluida, tortita rica y gente bella y estupenda compartiendo en familia.

¿Que mas puedo pedir?, ¿Acaso es posible haber disfrutado mas este viaje?

24 Comments:

Blogger Curiosa said...

Amigo entrañable, como te dije antes...el placer, el honor y el gusto es todo mio. Un millón por las palabras, pero se quedan cortas al tratar de describir tu caballerosidad, ecuanimidad, inteligencia y carisma.
Yo si me di un gusto ese dia y fué conocerte.
Aqui tienes una amiga curiosa siempre que la necesites.
Un abrazo cariñoso ;)

1:00 a.m.  
Blogger Rita said...

¡Que nota!
Que ricos recuerdos te llevas. Y por cierto ¿Siempre me he preguntado qué tiene El Avila que nos cala hasta en los huesos? Si alguien me preguntase cuál es el símbolo de Caracas, yo diría sin titubear El Avila.
Un beso

2:56 a.m.  
Blogger Bob said...

Pues vuelve pronto

Saludos

Dr. Bob

4:06 a.m.  
Blogger Oswaldo Aiffil said...

Hola Miguel! Que bueno que llegaste bien. me imagino que no declaraste todo el equipaje porque si no, todavía estarías pagando sobrepeso por la cantidad de recuerdos y momentos gratos que te llevaste. Eso es algo que usted, como ciudadano del mundo que es, se tiene bien merecido. Disfruté mucho ese rato compartido, con la mejor compañía, la suya, Cerecita bella, Maléfica y Topocho, y la torta prometida, que no me hizo quedar mal. Usted es un gentleman, por eso la gente lo quiere tanto. Un gran abrazo!

5:24 a.m.  
Blogger Mil Orillas said...

Ay Miguel...Tú me quieres matar a punta de pescadito frito y Alazán!
mmmmmmm!

me alegro muchísimo de que la hayas pasado bien, de que hayas tenido tiempo para degustar y saborear comida y amistad!

beso grande!

10:19 a.m.  
Blogger Yolanda Fernández said...

Que lindo eres, Miguel. Sabes que en mi casa siempre hay un lugarcito para la gente buena.
Me encantó conocerte, ojalá todos tus proyectos se concreten, que la felicidad nunca te falte.
Un gran abrazo y muchos saludos para todos los tuyos.

4:00 p.m.  
Blogger IMAGINA EVENTOS said...

Después de leerte, me provocó irme para después volver.

Qué bueno que te reencontraste con tantos y tan buenos amigos,
Saludos,
IMAGINA

5:17 p.m.  
Blogger RomRod said...

te faltó un sanduchito de pernil en la encrucijada pero me imagino que con nada más Caracas no te daba tiempo para más nada! un abrazo!

5:54 p.m.  
Blogger Waiting for Godot said...

Miguel, se te quiere burda.

8:28 p.m.  
Blogger beetle said...

Pues dejame decirte que tus 21 dias rindieron mucho mas que los mios. De todo lo que cuentas que visitastes, al unico sitio que fui fua a Pakea. La cachapa de La Caracas de antier, el pescado frito y sobre todo, una parrilla de las nuestras, se quedaron para el proximo viaje... Y no por falta de ganas!

Cuando sali de Caracas en enero del 2006 la ciudad estaba muy fea. al menos mi entorno, pues vivia en Sabana Grande. Cuando fui este febrero me sorprendio gratamente ver la ciudad con una cara mas bonita, El Boulevard sin buhoneros y la escultura de Cruz Diez de la autopista en su sitio, por nombrar solo dos cosas.

Y El Avila, que uno no sabe la falta que le hace hasta que no lo tiene....

Pero lo mas importante, lo que te hace regresar nostalgico pero con el corazon rebosante de alegria, es el calor de la gente. La familia y los amigos, Que rico compartir asi!

Me encanto este post y me identifique mucho con el. Sigue contandonos!

10:21 p.m.  
Blogger El Trimardito said...

Después de leer, en lo que pienso es en los míos, en mi país y todo lo que dejé. Mejor llamo ahora a mi gente antes que me gane la nostalgia.

Saludos!!

11:21 p.m.  
Blogger SOL said...

Que chevere que pudiste disfrutar de tu gente, tu pais y tener tantos ecnuentros gratos.
Saludos y bentornato a europa!

1:54 p.m.  
Blogger SOL said...

encuentros! :P

1:54 p.m.  
Blogger Rosa said...

Que bueno que disfrutaste tu viaje, los reencuentros son lo mejor Saludos

2:46 p.m.  
Blogger k@rol said...

Qué rico que la pasastes!!!! De verdad que es una nota poder regresar y disfrutar todas esas cosas que añoramos de nuestro bello país!!!
Abrazos,

7:26 p.m.  
Blogger Azul... said...

Qué nota esos afectos que lo arropan a uno y lo hacen soportar las distancias...

El apartamento que me acabo de comprar y que aún no está ni amueblado, tiene un único cuadro colgado y es, precisamente, un afiche de El Ávila, que de todo el paisaje caraqueño es lo que más extraño

Un besote, paisanísimo, me quedo llenita de nostalgias, pero feliz por ti, por todo ese cariño que te traes en el corazón y que te va a alimentar mucho cuando llegues a tu casa de este lado del charco

10:14 p.m.  
Blogger Jacqueline said...

Solamente por El Ávila y la UCV te voy a dejar el blog lleno de suspiros (bueno, también por la cachapa de Las Mercedes).

Y por ir al cumpleaños de Waiting: Grrrrrrrrrrrrrr ¡Qué celos!

2:16 p.m.  
Blogger unocontodo said...

Definitivamente un viaje así, no podía planificarse.. que bueno, me alegro full por usted. Gran Saludos y será en otra oportunidad.

4:20 p.m.  
Blogger Lita24 said...

Un placer haberte conocido Miguel, de verdad que es como tu dices, cuando las cosas se dan, pues se dan. Todo fue demasidado casual y afortunado!

Me alegra muchisimo que hayas podido lleverte todos esos recuerdos de gente, sitios, conversaciones y reencuentros maravillosos, te esperamos siempre para que nos eches otro chiste!

7:32 p.m.  
Blogger Librana said...

Cuantas historias y buenos momentos has pasado en tu visita a Venezuela!
Me alegro que la hayas pasado tan bien en tu reencuentro con la ciudad y tu gente.

Saludos!

2:56 p.m.  
Blogger Leticia said...

Hola, tengo un blog sobre televisión y me gustaría mucho que entraras!!! Te dejo mi dirección:

www.lamoscadelatele.blogspot.com

Muchas gracias y un saludo

5:14 p.m.  
Blogger Elier said...

Heeey Miguel,
Al parecer Amersfoort se ha portado bien en estos dias con unas temperaturas agradables, 21º son toda una maravilla de quien ha pasado 21 dias convertidos en 21 meses por lo tanto y tanto que disfrutó!!!. Un gran abrazo cocoroteño mi querido amigo

6:35 p.m.  
Blogger No uso Ropa Interior said...

Feliz viaje y una lluvia de suerte, nos leemos men!

11:34 p.m.  
Blogger Consuelo said...

Lastima no haberte visto...sali a las 10 de Barquisimeto, llegue a las 3 en Caracas y tenía que estar en la Católica a las 4, para entregar trabajo y luego asistir a clase de 6 de la tarde y retornar el mismo día a las 9 de la noche.

No fue un dia fácil :( Pero me encantó escuchar tu voz¡ Un besote¡

8:46 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home