<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7560847\x26blogName\x3dPeor+es+Nada\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttps://peoresnada.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttps://peoresnada.blogspot.com/\x26vt\x3d8853004166748984398', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

miércoles, 28 de febrero de 2007

Pedal y pedal

Sin que hubiera una razón especial, sino la simple intención de mejorar mis condiciones físicas, conservar la buena salud, ¡claro! y además tomando en cuenta que desde hace bastante tiempo ya no tengo veinte. He tomado la decisión de aplicar unos pequeños cambios a mi cotidianidad, por esto desde hace dos semanas, dejé descansar la moto y todos los días, sin escatimar, ni tomar en cuenta frío, viento, cansancio, flojera, fastidio o lo que sea, me estoy desplazando ida y vuelta al trabajo en bicicleta, esto representa hacer dieciocho kilómetros cada día, en dos tandas, nueve de ida y lo mismo de vuelta y la cosa va muy bien.

Es muy diferente salir esporádicamente en bicicleta, en paseos turísticos, a hacer picnic, sin presión de tiempo y con la única razón de pasar un rato agradable y sin estrés, y otra es “echarle piernas” por mas de cuarenta minutos, sin parar de pedalear y sin amilanarse, para poder llegar a tiempo al trabajo, es fuerte pero muy gratificante.

Me resulta muy estimulante saber que puedo desplazar mi humanidad, con la simple, pero potente tracción de mi par de piernas. Esto me hace sentir que casi no hay límites, que puedo llegar hasta donde me de la gana, solo con pedalear y querer seguir haciéndolo hasta llegar.

Cada día el viaje representa un pequeño reto de resistencia y fuerza, pues vivo en una zona de la ciudad que está en un pequeño declive, lo que se traduce en un ascenso en la ruta de ida, hay zonas en las que hay que apretar, cambiar la velocidad para mantener el ritmo y seguir sin aminorar la velocidad, aunque a veces sienta que no puedo más, hasta ahora nunca me he detenido, y allí precisamente creo que está el verdadero reto, no flaquear, darle duro, sin ver mucho hacia adelante, concentrado y escuchando buena música, ese es mi secreto y llego todos los días feliz al trabajo lleno de una energía renovadora y sintiéndome mejor cada día.

Cuando me desplazo en la bicicleta, en mi mente hiperactiva afloran recuerdos de sueños infantiles, y siento como si fuera un caballero, que armado de piernas, corazón y mi corcel de hierro, lucho contra el clima y las condiciones que tratan de vencerme, para impedir que logre mi objetivo. A veces la lluvia me golpea la cara, como miles de agujas, intentando encontrar dentro de mi, el origen de la fuerza y anularla. Otras veces el viento soplando en contra, logrando casi detener mi marcha, y cuando siento que ya no puedo más, de mi hipotálamo emanan ordenes imperativas, que hacen que saque de donde no las hay, fuerza y furia para continuar sin detenerme, retando y venciendo con descaro las poderosas fuerzas de la naturaleza.

18 Comments:

Blogger k@rol said...

A mi me encanta manejar en bicicleta. Me gusta más "echarle pierna" con un trayecto definido y un tiempo medido. Me llama menos la atención hacer paseos turísticos. Hace un tiempo hacía un recorrido más o menos como el tuyo para ir a trabajar (50 minutos de puro pedal) y de verdad que me sentía con más energía el resto del día. Lamentablemente ya no lo pude hacer más ya que me mudé a 45 minutos en carro de mi trabajo!!!
Saludos,

4:29 p.m.  
Blogger RomRod said...

si hago lo mismo de mi casa al trabajo creo que me quitarían la bicicleta a punta de pistola en el kilómetro 3 de los 7 que hay de mi casa a la oficina... eso es lo que llamaría yo "deporte extremo" ya que las probabilidades de llegar en una pieza a casa son bajísimas... (que envidia jejeje) un abrazo!

4:31 p.m.  
Blogger Curiosa said...

Me hiciste recordar una de las cosas que mas añoro de Cozumel,México. Todos los dias con frio o calor me subía a mi bici y pedaleaba 10 kilometros. 5 de ida y 5 de venida. No iba al trabajo en bici porque me quedaba a una cuadra porque alla todo esta divinamente cerca, pero cada mañana me iba hasta el Parque Chankanaab (donde estaban los delfines) y me regresaba o sino tomaba la via contraria hacia el muelle y la playa que visitaba. La brisa en mi cara, el olor del mar, sin contaminación y escuchando a Miguel Bosé en mi mp3 es una de las cosas que CADA DIA extraño de esa isla. Estaba sola conmigo en una competencia sana y conociéndome un poquito mas. Cuando la aventura me llamaba tomaba dos botellas de agua,4 sandwuchitos y llegaba hasta punta sur,no se cuantos kilometros eran solo se que sin parar eran 2 horas hasta llegar a la arena mas blanca y en el extremo mas lejano de la isla,donde estaban los cocodrilos, el faro, la tranquilidad...Cada dia en el gym recuerdo todo eso que viví mientras hago bicicleta estacionaria y mi instructor siempre me dice que porque ando como concentrada. Es que lo que él no sabe es que ahi solo está mi cuerpo porque mi alma esta bicicleteando por cozumel.
Bien por ti, de verdad que te va hacer mucho bien.
Saludos ;)

4:46 p.m.  
Blogger El Trimardito said...

Que bueno, que puedes con tu bicicleta hacer esos kilometros toda una hazaña campeona, que te debe hacer sentir como muchachito, muy bien.
Aquí en Venezuela yo no puedo ir al trabajo en bicicleta y me gustaría, pero no se puede, no hay señalización, y los malandros puede que me agarren y me den una saparapanda de palos, por el sólo hecho de quitarme la bici.
Así que por eso troto en el parque del Este.
Saludos amigo!

4:52 p.m.  
Blogger Consuelo said...

Excelente, no dudo que manejar bicicleta sea uno de los mejores deportes... Ademas ponen las piernas duritas. Pero lo mejor de todo es tener dia a dia un reto¡ Solo buenas cosas obtendras.

Te felicito¡Y si un dia te cansas..haz de cuentas que existimos varias personas que te estamos diciendo: Hazlo¡ Hazlo¡ Tu puedes¡ Vamos¡ Sigue¡

Se despide: la Porrista de peor es nada¡ jijii

5:46 p.m.  
Blogger |_Bonny_| said...

No sabes como te felicito Miguel!!!

Yo me quiero comprar unos patines en línea, los aprendí a usar cuando era chiquita (por cierto,tengo 24 años) y quiero usarlos para salir a la calle, pero me da verguenza...

Y, me gustaría ir en bici al trabajo, pero yo uso uniforme y llegaría sucia, sudada y... cuando has visto a una maestra en bicicleta???

Por acá la gente es ignorante... que suerte tienes Miguel!!

6:58 p.m.  
Blogger Coco said...

Felicidades!
Y por supuesto que es un "reto"!!
Mi esposo es del pensar que TODO mundo deberia andar en bici hacia todos los sitios...y que de esta manera no solo ayudamos a nuestra planeta Tierra, pero tambien a nuestro cuerpo : )

Un fuerte y caluroso abrrazo.

Bendiciones,
Coco

12:26 a.m.  
Blogger Waiting for Godot said...

Qué sensación tan buena es esa!
Un abrazo!

1:36 p.m.  
Anonymous Guayoyo said...

Hola!!!!!
guao... irse todos los días en bici debe ser genial....
Pero como dice trimardito... aquí sería un gran logro llegar en una sola pieza...

8:47 p.m.  
Blogger Azul... said...

La bici fue mi primera compra importante cuando llegué a España, Córdoba es planita y está llena de carriles bici, así que es una maravilla pasear... sobre todo porque me pasa como a ti, me hace verme a mi misma, a la vez que disfrutar el paisaje estupendo de una ciudad fundada en el siglo I d.C.

Un bessote y no tardes tanto en volver, paisanísimo!!!

12:21 a.m.  
Blogger unocontodo said...

Una sola palabra : "envidia". Saludos.

11:01 p.m.  
Blogger Silmariat, "El Antiguo Hechicero" said...

Todos los días es una nueva oportunidad para ser mejores. Descubrirnos, entendernos, valorarnos y un largo etcétera.

Gracias por mostrarme un camino, mi “panza” te lo va agradecer. Sobre todo cuando tengo 4 meses sin fumar y comiendo como una bestia –el Stracciaella de Mövenpick, es sencillamente la gloria-, parte del encanto.

Todo lo mejor para ti, siempre.


NOTA: Richard Bach escribió, allá por los tempranos 70 un libro de nombre “Ilusiones”, tiempo después de su “Salvador Gaviota”…, pues recuerdo una frase de aquel libro.

“Justifica tus limitaciones y ciertamente las tendrás”

No pienso justificarme por mi silencio, pero heme aquí para leerte.

1:33 a.m.  
Blogger Rita said...

¡Que rico, Miguel!
F E L I C I D A D E S
Admiro mucho esta característica tuya de estar Motivado al Logro. Además de la Constancia y la Fuerza de Voluntad que se debe tener para luchar contra la inercia y las inclemencias del tiempo.
Esto es lo que diferencia claramente a un TRIUNFADOR del resto de la gente, la capacidad de asumir plenamente sus decisiones y tomar las riendas de su vida.

Haciendo un paréntesis, la frase que colocó Bach como comentario me pareció muy apropiada... "Justifica tus limitaciones y ciertamente las tendrás" ¡Genial! Para un post...

1:11 p.m.  
Blogger Jacqueline said...

Miguel, mi cielo:
M E
E N C A N T A
que te estés desplazando en bicicleta. Así te me vas a poner más bello y vas a durar mucho, mucho más tiempo. Además, este post está precioso, como siempre.

Besos y ojitos.

3:17 p.m.  
Blogger Azul... said...

)
o=
)

7:46 p.m.  
Blogger Yolanda Fernández said...

Qué cochina envidia...mis rodillitas no dan para tanto...
Un gran saludo.

3:04 a.m.  
Anonymous LuisCarlos said...

Te comento que el único deporte que podía ver en la tele completo era el tour de Francia.
Lo describiste bien, es la propia capacidad y resistencia del cuerpo humano moviéndose por sus propios medios.
Por eso detesto tan ampliamente la Fórmula 1.
Ya veo que han pasado como dos semanas desde este post. ¿Ya no sudas tanto al recorrer los 9 kilómetros?

6:04 p.m.  
Blogger Ginger said...

Mientras leía tu post me preguntaba ¿es esto algo que yo haría, ir en bici al trabajo todos los días? podría hacerlo, tal vez lo hiciese... y sinceramente, es una idea que no me disgusta en absoluto.

4:30 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home