<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7560847\x26blogName\x3dPeor+es+Nada\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttps://peoresnada.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttps://peoresnada.blogspot.com/\x26vt\x3d8853004166748984398', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

martes, 23 de enero de 2007

5X5=25 Cosas inútiles que ni siquiera les interesará saber de mí

5 Cosas que me gustan

- Hay algunas situaciones especiales, en las que me encanta encontrar con mis ojos los ojos de alguna muchacha que entienda y se haga cómplice de mi mirada, para luego ambos sonreírnos, mostrando así que sabemos a ciencia cierta lo que piensa el otro acerca de los demás. Esto me parece simplemente alucinante, me gusta mucho este tipo de comunicaciones especiales que se dan espontáneamente entre las personas.

- Me gustan los contrastes de sabores, por eso me encanta combinar chucherías dulces y saladas el mismo tiempo, como por ejemplo: Palomitas de maíz con chocolate, maní salado con mermelada de fresa, galletas de soda con leche condensada, queso crema con membrillo. Quitando lo de las chucherías soy capaz de cualquier cosa por un buen lomito en salsa de chocolate negro.

- Me gusta escribir con pluma fuente, o lápiz de grafito, aunque reconozco que no es lo más cómodo, pues entre tinta, sacapuntas y gomas de borrar, termina uno como un colegial. Los bolígrafos no me gustan mucho, aunque los uso por comodidad. Aún así no me puedo separar del clásico bolígrafo Parker plateado, que mi hijo Andrés se encontró en el suelo del estacionamiento del Centro Comercial Los Ruices, hace mas de ocho años y que me regaló de una manera muy especial.

- Me absorbe y respeto profundamente la amistad, para mí es la exaltación del verdadero valor humano y su sensibilidad y nos diferencia plenamente de los animales. Soy amigo de todos los que me permiten serlo, aunque reconozco ser muy selectivo, pues mi amistad sin condiciones debe ser merecida. Mis amigos son para siempre, con ellos ejercito la tolerancia y la esplendidez, con ellos practico aquello de que mas recibe el que da, que el que recibe y esto me hace plenamente feliz.

- Me gusta infinitamente mi familia, mi esposa y mis dos hijos y los disfruto como un niño. Conversar, construir, pasear, jugar, enseñar, aprender, educar, armar, compartir, echar cuentos y escucharlos, son algunas de nuestras actividades preferidas. Me siento absolutamente pleno cuando estoy con ellos.

5 Cosas que no me gustan

- No me gusta la soledad, soy absolutamente gregal, aunque reconozco, que a veces es necesario estar solo para encontrarnos con nosotros mismos. ¡Claro! en mi caso, cada vez que me pierdo un poco de mi mismo, me quedo sin compañía por un rato, solamente el necesario para encontrarme ¡y ya! Y otra vez a mis andanzas sociales.

- No me gustan las miserias humanas asociadas a la mediocridad, la intolerancia, el abuso de poder, el derrotismo, la hipocresía, la pobreza de espíritu, el radicalismo, las religiones, la manipulación del ser humano a través del poder, el nacionalismo, el sedentarismo.

- No me gusta como hago la “g”, por más que lo intento, me queda muy rara, esto puede sonar muy tonto, pero no me gusta, y de esto se trata este post ¿no? Tal vez deba comprarme un cuaderno de caligrafía, para corregir este rollo.

- No me gusta mi tendencia velada al perfeccionismo, y lucho todo el tiempo por impedir que esto se convierta en una neurosis para mí. Tal vez lo haya heredado de mis tiempos de programador y analista de sistemas, en los cuales no se podían dejar lugares débiles, que impidieran el “perfecto” funcionamiento de los sistemas. Por esto, ahora me considero voluntariamente liberal, en todos los aspectos de mi vida y trato de alejarme a rajatabla de cualquier vestigio de este terrible mal: El Perfeccionismo.

- No me gusta el vicio paranoico de perseguir a la tecnología, tengo un rechazo saludable, por adquirir los últimos avances tecnológicos, aunque esto no quiera decir que sea anti-innovación, pero eso de salir corriendo a cambiar la computadora porque salió un nuevo procesador, o comprar una nueva cámara de fotografía porque ya salió otra de mas megapixels, no va conmigo, yo disfruto plenamente y sin limitaciones de la tecnología, no la voracidad mercantil asociada a la innovación tecnológica.

5 Cosas que quiero hacer

- Quiero hacer una parte del Camino de Santiago, la suficiente como para que me sienta un peregrino real, sufriendo con la intemperie, lluvia, sol, calor y frío, comiendo frugalmente y esforzándome hasta el punto de considerarlo un verdadero sacrificio, que me curta y me haga sentir fuerte.

- Quiero ver a mis hijos crecidos y encaminados como hombres de bien.

- Quiero sacarme la puyita de tener una moto Honda 750 Four de los años 70, bellísima, con sus cuatro tubos de escape cromaditos. En aquella época tuve una por unos pocos meses, y me juré que en algún momento volvería a tenerla, no importa que sea 30 años después. Aquí es muy fácil conseguir una como nueva y creo que pronto lo haré. Ya les contaré.

- En unos quince años quisiera retirarme en un sitio privilegiado, donde pueda disfrutar de mi esposa, de mis hijos y los nietos que tenga en esa época, de la naturaleza, de la humanidad, de leer, de ver películas, de hacer largas caminatas y si es posible de escribir con mucha mas periodicidad en este Peor es Nada.

- Viajar, viajar, viajar y si se puede algo más entonces también quisiera viajar.

5 Cosas que hice

- Emigrar, ha sido muy duro, pero ahora puedo decir con mucha seguridad, que ha sido la mejor gran decisión que he tomado en la vida. Y ha valido la pena todo el esfuerzo, yo me siento como un muchacho teniendo nuevos proyectos, prontos a convertirse en hechos y lo mas importante la gran satisfacción que me da ver a mis hijos creciendo plenamente felices y libres.

- Hice el primer sistema automatizado de Juegos de Guerra, para la Escuela Superior de Guerra Naval de Venezuela, esta si que fue una gran experiencia y un gran reto profesional y personal, me sentí verdaderamente un pionero.

- Dormí muchas noches a la luz de la luna y las estrellas en las arenas de la playa de Caruao con mi María del Valle de siempre. Lo hacíamos aunque tuviéramos nuestra gran carpa al lado, la que sólo usábamos para cambiarnos la ropa, poner dentro nuestras cosas y guarecernos en caso de lluvia. No puedo evitar poner una sonrisa tonta cada vez que lo recuerdo.

- Fui Coordinador Sectorial del estadio Brígido Iriarte en Caracas, en los Juegos Panamericanos del año 83, una gran responsabilidad, que me exigió grandes esfuerzos y que representó también grandes satisfacciones. Esta fue otra gran experiencia irrepetible, con la evocación de esta vivencia se me eriza la piel.

- Una vez, hace muchos años, fui invitado por el periodista y amigo Armando Moreno, a una finca perdida en el medio del monte, cerca a El Tigrito, en el estado Aragua, mas o menos en el medio de la nada, o usando un lenguaje mas elegante y apropiado: Donde el diablo perdió la chola. Bueno, el asunto es que por una diferencia con los anfitriones, la abandoné en el medio de la noche, caminé por más de cinco horas, hasta que llegué a una carretera principal. Afortunadamente, ya amaneciendo, conseguí una cola que directo me llevó a Maracay, claro, en la parte de atrás de una camioneta pickup, compartiendo el reducido espacio con dos vacas, un cerdo y su esplendido aroma que aún conservo en mi memoria.

5 Cosas que no saben

- Tengo en el peroné de mi pierna derecha una verdadera ferretería, pues incrustados allí mismo, en mi huesito, tengo 2 láminas de metal, 11 clavos y un tornillote que va del tobillo de un lado al del otro lado. Esto como consecuencia de un accidente. Lo más triste, es que no fue esquiando, ni lanzándome en paracaídas, ni mucho menos jugando polo, sino que fue el resultado de una caída tonta hace casi 8 años.

- Entre mis actividades laborales, les cuento que mi primer trabajo fue de fotógrafo, luego ejercí mi carrera de computación por mas de 12 años, seguidamente fui absorbido por el mercadeo, para finalmente terminar en el área comunicacional y publicitaria, en la que trabaje también por muchos años, hasta que me vine a Holanda, aquí me dedico a la restauración, pero no a la de obras de arte, sino a la de los estómagos de los comensales que van al restaurante.

- En el lejano año de 1978, vi premiadas mis primeros acercamientos al diseño gráfico, pues presenté tres propuestas de diseño del logo del Centro de Estudiantes de Computación, y gané.

- Pasé una noche preso en la comisaría de Boca de Uchire, junto con tres amigos míos y que por protección a los inocentes no nombraré. El delito cometido fue adjudicarnos un cochino que jurábamos realengo, pero que después de merendárnoslo, nos enteramos que tenía dueño y era precisamente el Jefe Civil del pueblo. La pena fue una noche tras las rejas y el posterior pago del cerdo en cuestión, aunque su dueño nunca se conformó, pues alegaba que el dinero no le devolvería la vida a su querido Ramoncito. Puedo decir con la autoridad que me da esta experiencia, que no existe nada mas extraordinariamente exquisito que un cerdo robado.

- Mini falda de blue jean y medias de nylon negras. Lo confieso, es mi fetiche. Que se le hace, la carne es débil.

17 Comments:

Blogger Oswaldo Aiffil said...

Miguel, después de leer todo eso veo que la has podido titular "Confieso que he vivido" porque hay que ver las vivencias que has plasmado alli. Con mis 44 años y después de haber leído todo eso me siento un muchachito je je je. Un abrazo y he salido de aqui con una sonrisa!

2:21 p.m.  
Blogger Curiosa said...

Haciendo tareítaaa?
Coincidimos en:
2do punto de las cosas que te gustan.
3er punto de las cosas que no te gustan (no pude creer que alguien mas tenga el mismo rollo que yo con esa letra jeje)
4to punto de las cosas que no te gustan (soy virgo...que puedo decir)
1er punto de las cosas que quieres hacer (yo tambiennnnnnnnn)
Me encantó conocerte un poco mas.
Muy buena tu tarea ;)

3:30 p.m.  
Blogger Rosita27 said...

JAJAJAJAJA, me dió mucha risa lo del pobre Monchito jejejejejeje.. me encantó muy buena la tarea, cuando vengas a caracas nos hechamos una jartá (no se si se escribe así) de galleta de soda con Queso Crema Kraft y mermelada de Guayaba... mejor contraste imposible...

Salu2

4:00 p.m.  
Blogger Emigrantes.tk said...

Hola, hace un tiempo te enlazamos, ¿nos enlazas a nosotros? :)

8:27 p.m.  
Blogger Waiting for Godot said...

Lo leí de principio a fin, el texto no tiene desperdicio, buenísimo!
;)

10:53 p.m.  
Anonymous Adriana said...

Mi querido Miguel simprees un placer leerte, sobre todo en este tipo de post, cuando mencionas con nostalgia las cosas que hacías por acá en Venezuela y cuando nos haces cómplices de tus sueños...

Cariños

2:52 a.m.  
Blogger unocontodo said...

mmmm... creo que nunca te has fastidiado, no?... y el "Perfeccionismo"... terrible mal, lo sufro. Full interesante tus 5. Saludos.

3:51 a.m.  
Blogger Miguel Pinto said...

OSWALDO, no exageres, me estás poniendo como un abuelito, solo te llevo seis añitos y eso no es nada. Aunque es cierto que a veces se ma cae la cédula, jajaja. Saludos amigo.

CURIOSA, ¿viste? Entre las personas siempre podemos encontrar puntos de coincidencia, claro, los nuestros son los mejores, jejeje.

ROSITA, estaré pendiente de esa suculenta invitación, no me podré negar a esos celestiales placeres: "Galletas de soda con queso crema Kraft y mermelada de guayaba". Lo escribo y se me hace agua la boca.

EMIGRANTES.TK, muchas gracias por enlazarme. Desde ahora ya entán en mi blogroll.

WAITING. Gracias amiguita.

ADRIANA. Gracias, no puedo negar mis sentimientos, soy como una vitrina, dejo que se me vea todo.

UNOCONTODO. Gracias amigo, recibe un saludo muy especial.

9:08 a.m.  
Blogger Mil Orillas said...

Ay, Miguel, hace días que leí este post y quería escribirte un email, pero aún no he podido. Mientras, decirte que desde que lo leí, no paro de reirme con lo del cochinito...de verdad, eres responsable de mi insomnio, no por preocupaciones sino por risas...y lo de la G y la caligrafía, jajaja, eres lo máximo!

Te escribo pronto!

Mil cariños a mi amigo pensador y a su familia

PS: Claro que sí! Las calvas como las arrugas hay que celebrarlas!

10:57 a.m.  
Blogger Miguel Pinto said...

Gracias Milo. Las arrugas y la calva me han enseñado que las cosas de la vida hay que verlas con humor.

Lo del cerdito Ramoncito, es una de mis mejores experiencias, si le añado a la historia mi temor, de que al día siguiente me tuvieran que hacer una transfusión de sangre, por todas las picadas de los vampiros, perdón quise decir de los zancudos durante mi noche en prisión, entonces ya el cuento toma dimensiones de problema de salud pública.

Jejeje, nos vemos, un abrazo.

11:43 a.m.  
Blogger Rita said...

¡Que buen post!
Cada día me convenzo más que eres una persona muy especial, muy humana, muy persona. Has tenido una vida muy variada, muy rica.
Estoy completamente de acuerdo contigo en el punto de la tecnología: A mi tampoco "me gusta el vicio paranoico de perseguir a la tecnología", quizá por tener una carrera relacionada a la misma y darme cuenta de cómo la gente subutiliza los equipos...
Adoro la idea de hacer el camino de Santiago.
También soy perfeccionista, aunque sólo en cosas de mi verdadero interés.
Me acuerdo que de chama no me gustaba la soledad para nada, pero cada día que pasa me siento muchísimo más a gusto con ella y disfruto mucho de mi propia compañía.

11:13 p.m.  
Blogger Miguel Pinto said...

Muchas Gracias Rita por los conceptos emitidos. La verdad es que soy mas sencillo que un bolívar en puyas.

1:10 a.m.  
Blogger Ale Calcines said...

Ha sido para mi muy grato y satisfactorio conocerte a ti y los tuyos,y poder compartir muchas de esas cosas que mencionas que crees que nadie ve.Se te quiere Miguelito.Un beso.

10:19 a.m.  
Blogger eduardo parra said...

miguel que chevere saber algunas cosas mas de ti!...ese cuento del cochino se me hace conocido..por que sera? jajajaja...tu dijiste las palabras "armar y construir" y recorde claramente aquellas noches cuando andres, tu y yo...armabamos las pistas de carros que tu me ragalabas, todavia guardo muchas de ellas, grandes recuerdos! saludos a maria, a dani y a andres...y por supuesto un gran abrazo para ti!
Saludos
visiten http://aventura4x4.blogspot.com

4:04 a.m.  
Blogger Guachafitera said...

Yo que pensaba que era la única loca que unía sabores tan disímiles. Por estos lados de mundo, sobre todo en la Italia della ¨haut cuisine¨ ya no me siento tan sola al unir queso crema con mermelada de guayaba...es más me traje mermelada de guayaba que ya congelé en trocitos para que me dure por lo menos un año.

Es un placer leerte!

3:57 p.m.  
Blogger Azul... said...

¿Por qué no me sorprende para nada lo parecido que somos??? =o)

Lo del perfeccionismo... ¿no serás del signo Virgo? Porque si no lo eres, júralo que tienes un ascendente virgo ASÍ de grande en tu signo (yo dejé de darme palizas cuando descubrí que el por qué las manías de perfeccionismo venían del cielo jeje)

300 besotes paisanísimo

PD) Estando en PDVSA yo di cursos en la naval (sobre ley de licitaciones y afines) y participé como ponente en sus jornadas jurídicas de actualización, ¿no nos habremos encontrado por allí aunque fuera por un pasillo? =oD

12:00 p.m.  
Blogger IMAGINA EVENTOS said...

Hoy que por fin tengo un minuto de respiro, me propusee curioser con un vuelo más lento lo que hasta ahora había visto a vuelo de pájaro. Esta entrada que te acerca más como persona me encanta. Me identifiqué en muchas cosas, en otras no tanto, aunque igual las leí con regocijo. También me sirvieron tus reflexiones para hacerme algunas preguntas, sobre todo con respecto al futuro de mis hijos y a la incertidumbre que me causa el mío. Hay una sola cosa que me paralizó porque de pronto me sentí miembro de una secta, titular de una cartel que hasta ahora desconocía: el desasosiego que me causa la letra g. Es terrible. La peor letra de todas. En estas pequeñas manías debe estar ese hilo cósmico -¿física cuántica?- que hace que entre un millón de blogs y cinco millones de entradas uno encuentre una sola que se haga cómplice de tus emociones.

6:29 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home